Escuchar música relajante se ha convertido en una de las terapias más populares para promover el bienestar mental, emocional y físico. De hecho, entidades como la American Psychological Association (APA), publican a través de la revista Psychomusicology: Music, Mind and Brain, todo tipo de actualizaciones y estudios asociados a este tema.

Como sabemos, desde los tiempos más antiguos, la música ha sido un componente esencial en todas las culturas alrededor del mundo. Por eso, no es extraño que muchos científicos hayan decidido estudiar sus efectos tanto en el comportamiento como en la salud humana. ¿Sabías que puedes beneficiarte con la música relajante? A continuación, te contamos cómo.

El estilo de vida moderno, las múltiples ocupaciones laborales y, en general, la constante exposición al estrés ha incrementado la necesidad de acceder a los distintos métodos de relajación. Entre estos, escuchar música relajante ha pasado a ser uno de los más destacados. ¿Por qué razón?

1. Disminuye el estrés

Tomar unos minutos del día para escuchar música relajante es una forma de encontrar nuestra paz interior tras un día cargado de estrés. Los sonidos suaves y tranquilos calman los nervios y alejan la mente de esos pensamientos que producen estrés.

2. Mejora las funciones cognitivas

Mientras que tocar un instrumento musical puede aumentar la capacidad de razonamiento y las habilidades de comunicación espacio-temporales, escuchar música puede incrementar la concentración y ayudar a una óptima interconexión entre los dos hemisferios cerebrales para una mejor comunicación de las neuronas.

3. Mejora la frecuencia cardíaca

Una investigación publicada en el Journal Complementary Therapies in Clinical Practice, determinó que escuchar música relajante de fondo es beneficioso para bajar la presión arterial y regular la frecuencia cardíaca.

4. Promueve un sueño reparador

Las personas que tienen problemas de sueño y escuchan música relajante consiguen tener una mejor calidad de sueño. Escuchar melodías suaves antes de ir a la cama relaja el cuerpo y la mente, evitando que las preocupaciones o la ansiedad se roben horas de descanso

5. Aumenta la sensación de felicidad

musica relajante aumenta sensacion de felicidad

La música relajante aumenta la sensación de felicidad

Los sonidos relajantes que se emplean en la musicoterapia ayudan a incrementar la segregación de serotonina y endorfinas, dos neurotransmisores asociados con el bienestar. Por eso, dedicarle unos minutos al día ayuda a aumentar la sensación de felicidad.

6. Potencia la creatividad

Como la música relajante ayuda a aclarar los pensamientos, otro de sus grandes beneficios es que potencia la creatividad. Cuando nuestra mente se relaja, aumenta su capacidad de analizar y encuentra nuevas fuentes de inspiración.

7. Combate la depresión

Los sonidos meditativos y la música clásica tienen un efecto interesante sobre los pacientes con depresión. En particular, sus melodías levantan el estado de ánimo y ayudan a aclarar la mente cuando los pensamientos negativos la invaden.

8. Ayuda a aliviar el dolor

Se ha encontrado una menor sensación de estrés y dolor en los pacientes que escuchan música relajante en los postoperatorios. De hecho, suele emplearse como parte del proceso de recuperación. Estos efectos se atribuyen, en gran medida, a su capacidad para aumentar la liberación de las hormonas del bienestar.

9. Facilita la meditación

La música es un buen complemento de la meditación, ya que ayuda a desconectar la mente de todo aquello que la agobia. Los sonidos sutiles o de la naturaleza ayudan a lograr ese estado de quietud y concentración que se requiere para equilibrar cuerpo y mente.

10. Música relajante para estudiar

Al escuchar música relajante aumentamos la concentración y elevamos muchas de nuestras habilidades cognitivas. Por eso, a la hora de estudiar se recomienda poner un poco de música suave de fondo. Esto permite procesar y retener mejor la información. ¿Genial, no?

En conclusión…

La música relajante tiene efectos terapéuticos que pueden ser claves para promover el bienestar cuando nos invade el estrés y los pensamientos negativos. Por tal razón, también es un buen complemento para esos minutos del día donde decidimos meditar.

Así pues, vale la pena tener un listado con melodías relajantes o música clásica. Seguramente, podremos obtener sus beneficios tanto en el lugar de trabajo como en distintas áreas de la casa. Incluso, podemos aprovecharla momentos antes de dormir si queremos evitar problemas de sueño. ¡Empieza a disfrutarla ahora!