Aprender algunos trucos para calmar la ansiedad -así como reducir el estrés– es tremendamente útil tanto para reducir sus síntomas como para prevenir su aparición.

En este artículo encontrarás algunas técnicas sencillas para hacer frente a este estado que puede llegar a hacernos la vida realmente complicada en algunos momentos.

¿Qué es la Ansiedad?

La ansiedad es una reacción de respuesta involuntaria de nuestro cuerpo ante situaciones o estímulos que percibe como amenazantes.

Incluso, a veces aparece de forma  abrupta, sin un aparente desencadenante concreto. Tu cuerpo puede creer que se encuentra en un entorno hostil -sea cierto o no-, y reacciona poniéndose en tensión con una intensa sensación de miedo o peligro inminente.

Los síntomas que se experimentan mediante la ansiedad pueden ser físicos o cognitivos.

Estas son algunas sesaciones que  tu cuerpo puede experimentar cuando se enfrenta a la ansiedad:

  • Sensación de mareo
  • Corazón acelerado o taquicardia
  • Sensación de ahogo o que falte el aire
  • Miedo a perder el control
  • Pensamientos negativos recurrentes
  • Ataque de pánico

Ya que no queremos que pases por estas malas experiencias, aqui te presentamos algunos poderoses ejercicios para calmar la ansiedad.

  1. Cambia Pensamientos Negativos Por Positivos

Cuando empieces a tener pensamientos negativos que te pongan ansiosa, di “Ya está” tantas veces como sea necesario.

La idea es aprender a controlar tu mente y que tus pensamientos negativos tomen el control, el lugar de tenerlo tú.

Las ideas negativas te sobresaturan de emociones perturbadoras. Si las identificas a tiempo, puede hacer que se detengan y empezar a pensar en algo positivo que te hagan sentir mejor.

Si “Ya está “no te gusta demasiado, puedes elegir cualquier otra. Suficiente, para, basta… puedes escoger cualquiera que te haga sentir cómoda.

Debes conocer cuando la ansiedad empieza a presentarse en tu mente. Esta es una forma efectiva de reducir la ansiedad y gestionar tus pensamientos a tu voluntad.

  1. Haz Alguna Actividad que te Guste

Cuando sientas que la ansiedad te está consumiendo, realiza alguna actividad que cambie el foco de tu atención. El objetivo es dejar de pensar en aquello que te estresa o te preocupa.

Pero ojo, deben ser actividades sanas que no fomenten el ocio. Es decir, ver televisión o estar sentado delante del ordenador no ayuda demasiado…

Trata de hacer actividades al aire libre y a ser posible, con tus amigos más cercanos. Debe ser algo con lo que disfrutes e idealmente deben ser actividades relajantes.

Desde tocar un instrumento hasta cocinar o simplemente conversar sobre temas que te interesen. Verás que estas actividades te ayudan a calmar la ansiedad y te ayudan a sentirte mejor.

  1. Respira

Podrá sonar a cliché pero practicar ejercicios de respiración realmente funciona.

Si estás agobiada y sientes que ya no puedes más, respira. Simplemente, respira conscientemente.

Antes de hacer cualquier otra actividad, tómate unos 5 minutos para respirar profundamente y así reducir las revoluciones de tu cuerpo y mente.

Puedes aplicar la respiración en ciclos, hacerlo pausadamente inhalando por la nariz y expulsando el aire lentamente por la boca.

Aquí te dejo un ejercicio para que practiques ahora si quieres 🙂

ejercicios de respiracion gif

El truco para que este ejercicio funcione es que te concentres bien en lo que haces.

Deja de pensar en lo que te preocupa y solamente observa la sensacióndel aire entrando y saliendo en tu cuerpo. Puedes hacerlo acostada o sentada en algun lugar donde estés cómoda.

Si tienes plantas cerca de ti o un entorno agradable, mejor que mejor.

  1. Frases Afirmativas

A veces lo que necesitamos es una simple frase para calmarnos.

La ansiedad se encuentra asociada a problemas de inseguridad y de estrés por la incertidumbre que nos trae el futuro.

Repetir una poderosa frase te puede ayudar para dejar de lado la inseguridad que te invade de vez en cuando, y aliviar los síntomas de ansiedad.

Aunque parece mentira, frases como “Todo va bien”, “Yo soy capaz de lograrlo” o “Hoy va a ser un gran día” pueden tener un impacto positivo en tu autoestima.

Utiliza frases afirmativas que logren incidir sobre tu estado de ánimo y tu motivación. Mientras más acondiciones tu cerebro a sentirse bien, más lejos estarás del estado ansioso.

Cualquier frase con la que te sientas cómoda y te de confianza, puedes usarla con el propósito de calmar tu ansiedad. ¡Pruébalo!

  1. Visualiza Una Imagen Relajante

Un clásico ejercicio que recomiendan algunos  expertos es imaginarte algo que te transporta a un estado de serenidad y paz interior.

Piensa que estás en tu lugar feliz e imagina una escena que te gustaría vivir. Puedes imaginar que estás en la montaña, en la playa o en casa de tus abuelos cuando eras pequeña. Cualquier sitio que desees estará bien siempre y cuando te haga sentir relajada.

No es necesario que imagines una escena elaborada con todo tipo de lujos y detalles. Ni siquiera tiene que ser algo en el futuro. Puedes recordar algo que hayas vivido alguna vez -y te hizo feliz- y quedarte ahí algunos minutos.

  1. Escucha Tu Música Favorita

Es sabido que la música tiene el poder de cambiar nuestro estado de ánimo. Sin importar que tipo de música te guste, te sugerimos escuchar la melodía de cualquier canción con la que disfrutes.

Otra opción es escuchar música relajante. Sin embargo, si te relajas o te sienta bien la música pop, la salsa o la bachata, ¡adelante con ello!

Cuando empieces a escuchar las canciones, sumérgete en las letras y vívelas todo lo que puedas. Trata de olvidarte de tus preocupaciones y verás como poco a poco serás capaz de calmar la ansiedad.

Si quieres ideas, algunas recomendaciones son es Steve Halpern, Enya, Michael Jones, David Lanz o música Indie.

  1. Deporte, Deporte y Más Deporte

Está demostrado científicamente que una de las formas más sencillas de combatir la ansiedad es a través de la práctica del deporte.

A través del ejercicio físico dejamos ir parte del estrés acumulado.

Pronto verás que si practicas con regularidad cualquier deporte -especialmente los aeróbicos-, disminuyen los niveles de ansiedad de forma considerable.

Algo tan sencillo como caminar todos los días al menos media hora o ir a nadar a la piscina municipal, son actividades que te pueden ir de maravilla!

  1. Visualiza Cosas de un Mismo Color

¿Recuerdas cuando de pequeño jugabas al “Veo, Veo”? Bien, puedes aplicar esta actividad cuando te sientas ansiosa.

Elige  algo de un mismo color y empieza a enumerar todas las cosas que veas en la habita con que sean de ese color. Cuenta de forma pausada y observa bien dentro de la habitación o donde estés.

La idea es que enfoques tu atención es algo sencillo que te haga olvidar lo que te está preocupando.

Por ejemplo, elige un color al azar -como el verde- y cuenta todo lo que haya de ese color. Tómate tu tiempo y concéntrate. Analiza cada objeto. Aprécialo y verás como poco a poco estarás más calmada.

  1. Camina al Aire Libre

Un método eficaz que contribuye a reducir la ansiedad es a través del movimiento.

Tu cuerpo puede liberar estrés y emociones acumuladas a través del movimiento del mismo. El simple hecho de ponerte a caminar cada vez que tengas un ataque de ansiedad te hará sentir mejor.

Concéntrate en los pasos que estés dando, en especial cuando pases por un sitio agradable. También puedes practicar el contemplaseo o mindfulness caminando, observando con atención y sin juzgar todo lo que hay a tu alrededor.

  1. Medita

Los beneficios de la meditación son múltiples y han sido demostrado científicamente en centenares de estudios. Aunque puede resultar algo complicado al inicio si es nuevo para ti, verás que pronto irás cosechando buenos resultados.

Una forma de empezar, es escuchando meditaciones guiadas para principiantes, o descargar alguna app de meditación en tu móvil.

El hecho de focalizar la atención en la respiración y observar sin juzgar, te transportará a un estado de paz y serenidad.

Y con el tiempo, irás cosechando otros beneficios como un mayor estado de ecuanimidad o el desarrollo de la compasión.

  1. Ríe

La risa es un remedio natural excelente. Es un camino directo hacia la felicidad. Cuando la ansiedad toma el volante es difícil encontrar motivos para dejar ir alguna carcajada.

Sin embargo, no porque sea difícil debes dejar de buscar motivos para sonreír -o reír- aunque tal sólo sea algunos segundos al día.

Reír alarga la vida y aunque el contexto no siempre sea el más adecuado, encontrar una situación o una persona que nos ayude a reír servirá también para luchar contra la ansiedad.

Busca actividades que te ayuden a reir, ¡verás que bien te sienta!

  1. Juega con Mascotas

Dicen que las mascotas son más fieles que los humanos…Y no lo dudo.

Incluso hay terapeutas que recetan mascotas para que ayuden a los humanos a calmar la ansiedad. Los animales perciben también los malos momentos de sus dueños y tratan de alegrarles el día.

Si no tienes mascotas, puedes ir a sitios donde hagan terapias con animales o si te sientes valiante, puedes adquirir una.

Ya sea adoptando un perrito o un gato, un hámster o un periquito, seguro que el amor y compañía que te dan compensa de largo.

  1. Dale una Oportunidad al Yoga

Esta ténica ancestral es una de las mejores formas de cuidado integral que están a nuestro alcance.

En el yoga, el cuerpo, la mente y el espíritu se fortalecen y serenan con la práctica de las asanas -o posturas del yoga- y la respiración.

Aparte de tonificar el cuerpo, practicar Yoga Integral puede ayudarte a reducir la ansiedad y armonizar cuerpo y mente.

Así que apúntate en un club de yoga cercano o encuentra algún vídeo de Yoga en YouTube que te guste, y verás como pronto los resultados van apareciendo.

Conclusión

La ansiedad es una respuesta anticipada que nuestro cuerpo da al percibir una situación futura como un poco o muy amenazante. En muchas ocasiones, una respuesta de ansiedad puede ser normal o adaptativa.

No dejes que la ansiedad te supere. Con las técnicas adecuadas puedes enfrentarte a esas preocupaciones de la mejor forma: ocupándote de ellas. Gestiona tus emociones y siéntete en confianza para hacer frente a esta situación de forma adecuada.

Sea lo que sea, no dejes que la situación te supere. Cuando sientas que la ansiedad te invade, puedes probar con estos simples ejercicios para calmar la ansiedad y verás cómo poco a poco te iras sintiendo más tranquila y relajada.

¡Compártelo!

13 simples ejercicios para calmar la ansiedad