Tiempo de lectura: 4 minutos

La infancia es una población vulnerable al desarrollo de trastornos mentales y de la conducta.

Cada vez son más los casos de niños afectados por problemas de salud mental que, de no atenderse oportunamente, pueden extenderse hacia la edad adulta.

Coincidiendo con una investigación publicada en Brain Sciences, dichos problemas están influenciados por factores ambientales, familiares y específicos del niño, como puede ser:

  • Un temperamento “difícil”
  • Lesiones cerebrales
  • Enfermedades crónicas
  • Déficit cognitivo

Ahora bien, lo más preocupante es que para muchos padres puede ser difícil identificar los signos de alarma de estos trastornos, ya que muchas conductas son catalogadas -por error- como normales de la infancia.

Por lo anterior, muchos de los menores afectados siguen sin ser diagnosticados y llegan a desarrollar enfermedades mentales más complejas y difíciles de abordar.

Así pues, es fundamental informarse y conocer al menos las más frecuentes.

¡Descúbrelas!

Artículo relacionado: 8 ejercicios divertidos de mindfulness para niños

1. Trastorno de déficit de atención e hiperactividad

trastornos mentales TDAH niños

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es uno de los  trastornos del neurodesarrollo más frecuentes en la infancia, y los niños que lo padecen muestran signos característicos como:

  • Tener problemas para prestar atención
  • Ser hiperactivos y tener conductas impulsivas
  • Problemas de conducta en la escuela y el hogar
  • Dificultades para relacionarse con otros niños

Se conocen tres tipos de TDAH según el predominio de sus síntomas: con predominio de déficit de atención, con predomino de hiperactividad y combinado.

Una buena técnica para mejorar la atención es la meditación. Te puede interesar leer 7 meditaciones guiadas para niños

2. Trastornos de ansiedad

Aunque es normal que los niños se muestren preocupados ante diferentes cambios, cuando la preocupación afecta su comportamiento durante actividades diarias se debe considerar como un signo de alarma.

Los niños que padecen trastornos de ansiedad suelen experimentar miedo y preocupación intensos ante situaciones cotidianas, lo cual se presenta como un problema persistente que afecta en gran medida su vida diaria. 

Los más característicos son el trastorno obsesivo compulsivo, el trastorno de ansiedad generalizada, la fobia social y las fobias específicas.

No te pierdas: 13 simples ejercicios para calmar la ansiedad

3. Trastorno del espectro autista

Los niños con trastornos del espectro autista presentan dificultad para interactuar con otras personas, además de comportamientos repetitivos e intereses limitados, que pueden afectar su desempeño en la escuela, el hogar y otras áreas.

De acuerdo con datos de una publicación en Annals of Saudi Medicine,  los síntomas más comunes incluyen:

  • Hacer poco contacto visual
  • No compartir actividades u objetos que le gusten con otros
  • Dificultad para seguir conversaciones
  • Hablar durante largo tiempo sin permitir que el otro de su opinión
  • Repetir conductas
  • Tener comportamientos inusuales
  • Molestarse por cambios en la rutina
  • Tener una gran memoria y aprenderse detalladamente datos por un largo tiempo

Leer también: 5 claves para entender y gestionar tus emociones

4. Trastornos del estado de ánimo

Los trastornos del estado de ánimo incluyen la depresión y el trastorno bipolar.

Los trastornos depresivos se caracterizan por estados de irritabilidad, pérdida del apetito o la perdida de interés y placer por en gran mayoría de las actividades diarias.

Además, los niños pueden mostrarse autocríticos, hablar sobre la muerte y hasta planear o intentar un suicidio.  Cabe resaltar que los niños deprimidos pueden admitir lo que sienten o pueden negarlo todo, y los padres con frecuencia suelen pasarlo por alto.

En el trastorno bipolar los niños presentan cambios bruscos del estado emocional, problemas en su comportamiento y problemas en las relaciones sociales; pueden mostrarse alegres y mucho más enérgicos de lo habitual, y otras veces sentirse tristes o deprimidos.

Para concluir…

Este estudio determinó la incidencia de los tipos de trastornos mentales según la edad del infante:

  • En niños de 0 a 5 años se observa mayor incidencia de trastornos de conducta, comunicación, control de impulsos y trastornos generalizados del desarrollo
  • De 6 a 11 años trastornos de conducta y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad
  • Entre los 12 a 15 años trastornos de la conducta y ansiedad.

Sigue leyendo: 4 enfermedades mentales más comunes en adolescentes