Tiempo de lectura: 4 minutos

Las dificultades para mantener la concentración son muy comunes en la infancia. De hecho, este es un tema bastante consultado en pediatría y psicología pediátrica.

Sin embargo, el hecho que a un niño le cueste enfocarse no siempre significa que tenga un problema. ¿Cómo puedo ayudar a los niños a concentrarse?

Con frecuencia los padres buscan respuestas a este interrogante, sobre todo porque la falta de atención y enfoque viene acompañada con problemas escolares y en la vida diaria.

Por fortuna, existen algunas estrategias que pueden implementarse en casa para ayudarles a superar este problema.

A continuación, las repasamos.

Artículo relacionado: 8 hábitos de estudio de los estudiantes más efectivos

Consejos para ayudar a los niños a concentrarse

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la falta de concentración no siempre proviene de la pereza o la falta de esfuerzo del menor; mucho menos indica que le falta inteligencia.

Por eso, antes de reprenderlos por este hecho, es fundamental reconocer si algo del entorno o de su salud propia lo está afectando.

El exceso de ruido en el ambiente, las preocupaciones, el estrés, el uso desmedido de aparatos electrónicos, entre otros, pueden estar influyendo en esa falta de enfoque.

Entonces, ¿qué hacer para ayudar a los niños a concentrarse?

Veamos 5 consejos básicos.

1. Crear una lista de tareas

lista de tareas niños concentración

Tener demasiadas tareas por cumplir, sean domésticas o escolares, puede causar cierto estrés y ansiedad en los niños. En consecuencia, aparecen las dificultades para mantener el enfoque.

Entonces, para ayudarles a concentrarse es conveniente hacer una lista de tareas juntos.

Los listados son un buen recurso para ayudarles a crear rutinas y enseñarles a cumplirlas. Cada vez que cumplan una tarea pueden tacharla. Además, allí se puede especificar el tiempo concreto para cada actividad, lo que supone un esfuerzo para mantener la concentración.

Te puede interesar: Sé el 8% que logra sus propósitos de año nuevo

2. Alejar los elementos distractores

Muchos de los niños de hoy sufren problemas de atención y aprendizaje debido a la distracción que generan algunos elementos como los dispositivos móviles, videojuegos y televisores.

Por ello, siempre que sea hora de cumplir otras tareas, es primordial alejar o apagar todos estos dispositivos.

3. Asegurar un ambiente tranquilo

hacer descanso entre tareas niños

Como hemos dicho, el entorno mismo puede ser el causante de la incapacidad de los niños para concentrarse.

Así pues, para brindarles apoyo, también hay que procurar que todo el ambiente esté tranquilo. Esto quiere decir que deben evitarse ruidos incómodos, habitaciones desordenadas, olores desagradables y cualquier cosa que pueda perturbar el ambiente.

Por el contrario, es bueno buscar una habitación tranquila, silenciosa y que tenga solo lo necesario para que los niños puedan cumplir sus deberes.

Asimismo, podrían aprovecharse algunos aromas y música de fondo que favorecen la concentración.

No te pierdas: 5 divertidas técnicas de relajación para niños

4. Evitar la saturación de tareas

Esto es fundamental a la hora de ayudar a los niños a concentrarse. De hecho, en muchas escuelas ya lo vienen aplicando desde hace años.

Cuando los infantes se ven saturados con demasiadas tareas, incluyendo los deberes domésticos, son más propicios a estresarse y perder el enfoque.

5. Hacer descansos entre tareas

hacer descanso entre tareas niños

Los descansos son esenciales para evitar el estrés mental. Por eso, siempre que los niños terminen alguno de sus deberes, es conveniente que se tomen 10 o 20 minutos para relajarse.

En este tiempo, pueden levantarse del punto de trabajo para caminar, beber algo o, inclusive, meditar.

Hay que evitar que usen este tiempo en computadoras, videojuegos y similares, ya que pueden desviar su atención a estos elementos.

Finalmente, debemos asegurarnos de promover su bienestar físico y mental a través de rutinas saludables como una buena alimentación, ejercicio físico, juegos y una buena calidad de sueño.

Todo esto, en conjunto, es determinante para que se mantengan concentrados en sus tareas.

Sigue leyendo: 8 ejercicios divertidos de mindfulness para niños