Tiempo de lectura: 4 minutos

Descansar bien por la noche es uno de los hábitos que intervienen en la salud física y mental. De hecho, como lo señala el Instituto del Sueño, dormir bien es fundamental, ya que durante este periodo se produce la llamada “regeneración cerebral”, que es determinante para nuestro bienestar.

Entre otras cosas, tener una buena calidad de sueño favorece el funcionamiento del sistema inmunitario, mejora la salud cardiovascular, ayuda a mejorar el estado de ánimo y aumenta la concentración y el rendimiento.

Por eso, cuando no dormimos bien o tenemos problemas de sueño nuestro riesgo de enfermar aumenta.

Debido a esto, es fundamental asegurar un buen descanso, procurando dormir entre 7 y 9 horas diarias sin interrupciones.

Para conseguirlo, a continuación queremos compartir algunas recomendaciones.

¡Ponlas en práctica!

Artículo relacionado: 5 beneficios de dormir bien para el cerebro

1. Mantener horarios de sueño fijos

beneficios de dormir bien

Uno de los consejos más importantes para descansar bien por la noche es mantener unos horarios de sueño fijos.

¿Qué quiere decir esto?

Que nos acostaremos y levantaremos todos los días a la misma hora, siempre que sea posible. Usar despertadores no pasa de moda, siguen siendo un buen recurso para ayudar a regular el periodo de sueño.

Además, como ya mencionamos, el descanso debe durar como mínimo 7 horas. Si no logramos dormir a la hora habitual, vale la pena practicar alguna actividad relajante fuera de la cama, como leer o escuchar música.

Una vez experimentemos cansancio, será más fácil dormir.

Te puede interesar: Música para meditar y relajarte profundamente

2. Asegurar una habitación cómoda y apropiada

Sin que lo sepamos, la falta de comodidad dentro de la habitación puede ser la razón por la que se interrumpe el descanso.

Debido a esto, para descansar bien por la noche hay que vigilar que la habitación sea fresca, oscura y alejada de cualquier ruido. Tener entradas de luz puede dificultar el quedarnos dormidos.

Por tanto, nos conviene emplear cortinas oscuras, ventiladores y todo lo que sea necesario para sentirnos 100 % cómodos.

Asimismo, debemos evitar el uso de dispositivos móviles, ordenadores o televisores antes de ir a la cama. Esto puede conducir a problemas del sueño, o bien, acorta el periodo de descanso.

3. Cuidar la alimentación

beneficios de la dieta mediterránea

No se trata de llevar una dieta estricta o similar. Sin embargo, es importante prestar atención a los hábitos alimentarios, ya que muchas veces influyen en la aparición del insomnio.

En primer lugar, debemos evitar ir a la cama con hambre, pues la misma puede dificultar el sueño.

Tampoco es conveniente estar demasiado llenos, pues pueden derivarse molestias digestivas que impiden dormir bien.

Otra recomendación es evitar las comidas demasiado copiosas o abundantes y las fuentes de cafeína y alcohol. Lo idóneo es una cena ligera 2 o 3 horas antes de dormir.

Leer también: 5 dietas saludables para equilibrar tu organismo

4. Meditar para descansar bien por la noche

La meditación y otras técnicas de relajación son buenas aliadas del sueño.

Por eso, si lo que queremos es descansar bien por la noche, nos conviene dedicarnos unos minutos a calmar la mente y relajar el cuerpo.

Esta relajación profunda puede serte de ayuda antes de acostarte 🙂

Cuando meditamos nos liberamos de preocupaciones, ansiedad, estrés y otras emociones que pueden conducir al insomnio.

Además, si lo combinamos con ejercicios de respiración o yoga, también relajamos los músculos y, por tanto, descansamos mejor.

No te pierdas: Meditación guiada para dormir y descansar profundamente

5. Limita las siestas durante el día

Tomar siestas demasiado largas durante el día también puede ser un detonante de problemas para dormir bien en la noche. Por eso, en la medida posible, debemos evitarlas.

En caso de optar por una siesta, no debe extenderse por más de 30 minutos.

En conclusión

Tener un buen descanso por la noche es esencial para nuestra salud y calidad de vida. Por eso, debemos prestar atención a algunos consejos que nos ayudan a dormir mejor.

Sin embargo, si los problemas de sueño persisten, lo mejor es consultar al médico para determinar su causa y un tratamiento adecuado.

Sigue leyendo: 9 ejercicios de respiración para relajarte