Tiempo de lectura: 4 minutos

Reír es, quizá, una de las mejores cosas que nos puede suceder durante el transcurso del día. Casi siempre incontrolable, la risa es ese potenciador necesario para subir nuestro estado de ánimo sin importar cuán alegres o tristes estemos. ¿Conoces los beneficios de reírse a carcajadas?

En soledad, en pareja e incluso en grupo, reírse traerá consigo un sinnúmero de beneficios, no sólo a nivel físico sino psicológico. Por tal razón, en diversas partes del mundo existen terapias para reírse a carcajadas, denominadas “risoterapia”. ¡No dejes que la próxima risa a carcajadas te invada sin saber qué beneficios te brinda!

¿Qué es la risoterapia?

reirse a carcajadas

Mencionada anteriormente, la risoterapia, como su nombre lo indica, es un método psicoterapéutico basado en la risa y su objetivo primordial es el de buscar beneficios físicos y psicológicos en las personas, con el fin de hacernos sentir mucho mejor.

Usualmente se practica en grupos y se centra en la conexión de las personas entre sí y consigo mismas; sin embargo, también puede realizarse de manera individual. Por ello, te invitamos a comenzar a practicarla en cualquier espacio donde sea necesaria.

5 Beneficios de reírse a carcajadas

reirse

Tantos son los beneficios de reírse que, según información en la Revista Enfermería CyL, la risoterapia se ha empleado como complemento para otras terapias tradicionales. Con frecuencia se usa para el manejo del dolor, enfermedades crónicas y trastornos mentales. ¿Cómo nos ayuda a mejorar la calidad de vida? Veamos.

  1. Oxigenación

Uno de los procesos más importantes en nuestro organismo es el de la respiración, a la hora de reírnos a carcajadas el consumo de oxígeno aumenta de manera considerable y, por lo tanto, favorece ampliamente los órganos.

Al entrar mayor cantidad de aire oxigenado, el cerebro recibe mejor cantidad de sangre para cumplir con sus funciones primarias y secundarias; algo excelente.

  1. Efecto calmante

Continuando con los grandes beneficios de reírse, una vez el cerebro se encuentre bien irrigado de sangre oxigenada, da pie a la liberación de diferentes hormonas (endorfinas y encefalinas) las cuales se encargan de aliviar nuestros dolores, provocando un efecto calmante.

  1. Despeja vías aéreas

En muchas ocasiones nos encontramos congestionados o con presencia de mucosidad excesiva debido a la gripe u otros padecimientos; y aunque la risa a carcajadas no necesariamente nos alivia, sí puede contribuirnos un poco.

Esta nos ayuda a despejar las vías respiratorias, especialmente la de la nariz, dando una mejor sensación de alivio. Anexo a ello, los oídos tapados también suelen llevarse un gran beneficio.

  1. Contribuye a la digestión

Nunca creerían que una “simple carcajada” lograría tantos beneficios y mucho menos a nivel digestivo; pero es así, reírse sin parar no sólo ayuda a nuestros pulmones o nuestro cerebro, también contribuye a una buena digestión.

Al estimular el músculo diafragma y otros aledaños a la zona del abdomen, el proceso digestivo se ve favorecido debido a los masajes de la pared abdominal interna con el estómago y los intestinos (delgado y grueso).

  1. Alivia la tensión

carcajadas vejez

Relacionado con el beneficio anterior y el efecto calmante, la risa a carcajadas contribuye a aliviar la tensión en nuestro organismo. Tras unas buenas carcajadas, se produce una liberación de hormonas en el cerebro que, de paso, nos ayuda a sentirnos más livianos física y emocionalmente.

¿Reírse a carcajadas tiene desventajas?

Es extraño que algo tan sencillo como la risa a carcajadas nos ofrezca cosas tan maravillosas y positivas; en ese orden de ideas surge la duda acerca de algún efecto negativo.

Lo cierto es que tan prodigiosa psicoterapia no es para nada negativa. Siempre y en todo lugar es buen momento para reírse sin parar, y la recomendación gira en torno a hacerlo solos, acompañados, de noche o de día.

Acerca del tema en cuestión, únicamente es necesario tener en cuenta operaciones o cirugías recientes en zonas abdominales, así como hernias o dolores desconocidos en dicha región; solo en estos casos debe prevenirse el reír a carcajadas.