La necesidad de relajarse y reducir el estrés no es exclusiva de la población adulta. De hecho, hay muchas situaciones y factores que pueden hacer que los niños se sientan abrumados y ansiosos. Por eso, es conveniente abordar las distintas técnicas de relajación para niños.

Hay estudios -como este, de la American Psychology Association- que apuntan que los niños de hoy en día no son del todo felices, y los padres no saben exactamente por qué y cómo solucionarlo.

Básicamente, se trata de una serie de ejercicios que ayudan a los menores a canalizar sus emociones para que no afecten de forma negativa su integridad. Además, estos contribuyen a potenciar otros aspectos como la concentración, la calidad de sueño y sus habilidades sociales.

Incluso, resultan ser un buen recurso para ayudarlos a superar problemas de timidez, tartamudeo y baja autoestima. ¿Quieres que tus hijos disfruten estos beneficios? Si es así, no te pierdas las divertidas técnicas de relajación para niños que recopilamos a continuación.

Mindfulness para niños

Puede interesarte: 8 ejercicios divertidos de mindfulness para niños

1. Técnica del globo

El ejercicio del globo es una de las técnicas de relajación para niños más populares. Es una actividad que se puede hacer tanto de pie, como sentados o tumbados. Además, es idónea para niños con TDAH.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, dile al niño que imagine que es un globo. Es decir, tendrá que hincharse y deshincharse como si fuese un globo.
  • Para esto, dile que inspire profundamente hasta llenar los pulmones y notar su barriga hinchada.
  • Luego, tendrás que pedirle que exhale muy despacio hasta sacar todo el aire.
  • Haz que repita estas mismas acciones por algunos minutos.

Este vídeo explica como realizar esta técnica paso a paso:

2. Bote de la calma

Frasco de la calma mindfulness

El bote o frasco de la calma es una técnica de relajación para niños pequeños que empiezan a manifestar rabietas. Es un método que ha ganado mucha popularidad, pues resulta bastante atractivo, incluso en pequeños de dos años.

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, rellena un frasco con agua, colorante y purpurina de colores. Asegúrate de sellarlo bien, ya que los pequeños no deben tener contacto directo con el líquido del interior.
  • Cuando el niño esté enfadado, dale el frasco para que lo agite.
  • Cuando la purpurina comience a caer al fondo, el menor empezará a relajarse.

Lee también: 7 vídeos de meditación para niños

3. Yoga infantil

El yoga infantil es una práctica popular por su capacidad para promover el bienestar de los menores. No solo los ayuda a gestionar sus emociones, sino que favorece su salud ósea y muscular. Incluso, se recomienda como aliado para evitar problemas como el sobrepeso.

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, busca un lugar tranquilo, alejado de todo tipo de ruidos y distracciones.
  • Luego, extiende una colchoneta para yoga.
  • Lo ideal es hacer los asanas a la par con los niños, ya que así se sienten más motivados.
  • Elige asanas de animales y elementos de la naturaleza para que les resulte más atractivo.
  • Además, si te es posible, ambienta con música relajante de fondo.

Artículo relacionado: 5 posturas de yoga para mejorar la digestión

4. Mandalas

pintar mandalas niños

Colorear mandalas es una de las técnicas de relajación para niños que ayudan a fomentar la concentración, desarrollar la paciencia y reducir el estrés y la ansiedad. Se aconseja para aquellos niños que ya han desarrollado su motricidad final.

¿Qué debes hacer?

  • Imprime algunos mandalas y deja que tu niño los pinte a su gusto.

5. Técnica de la tortuga

Para finalizar, proponemos la técnica de relajación de la tortuga. Es un método sencillo que permite manejar esas emociones negativas que salen durante una rabieta o disgusto.

¿Qué debes hacer?

  • Primero, dile al niño que se debe convertir en una tortuga. Entonces, explícale que cuando las tortugas se sienten amenazadas, se meten dentro de su caparazón.
  • Por lo anterior, cuando él sienta que no puede controlarse, debe convertirse en la tortuga y entrar en su caparazón.
  • Cuando esté dentro, deberá hacer un breve ejercicio de respiración profunda y pausada.
  • Mientras lo hace, es conveniente indicarle que imagine cosas bonitas.

Aquí puedes ver el vídeo en YouTube:

No te pierdas: Mindfulness en la escuela para una mejor educación

¿Aún no le enseñas estas técnicas de relajación para niños a tus pequeños? Ayúdales a ponerlas en práctica y comprueba sus beneficios.