Tiempo de lectura: 4 minutos

La salud reproductiva de la mujer implica no solo mantener el equilibrio en el funcionamiento del sistema reproductor femenino, sino también de todo el cuerpo.

Diversos factores, tanto internos como externos, influyen en gran medida en el funcionamiento adecuando del sistema reproductor femenino y, por ende, en la capacidad de quedar embarazada.

Ahora bien, como lo señala una investigación publicada a través de Reproductive Biology and Endocrinology, muchos de estos factores son modificables, ya que tienen que ver con los hábitos y el estilo de vida.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada organismo se comporta de forma diferente y, por tanto, a la hora de abordar problemas de fertilidad o salud reproductiva, lo mejor es consultarlo individualmente con el ginecólogo o especialista.

Considerando que estamos ante un tema de mucho interés, en el siguiente espacio queremos detallar esos factores que son determinantes en la salud reproductiva de la mujer. ¡Descúbrelos!

Artículo relacionado: Salud reproductiva: 6 hábitos para una función sexual saludable

1. Edad

edad y salud reproductiva de la mujer

El inicio temprano de una vida sexual no solo aumenta el riesgo de embarazos en adolescentes sino también de adquirir enfermedades de trasmisión sexual (ETS).

A la clamidiasis, una ETS causada por Chlamydia trachomatis, se  le atribuyen un gran numero de casos de esterilidad.

Además, de acuerdo con una publicación en JBRA Assisted Reproduction, la edad es el factor más importante relacionado con el rendimiento reproductivo en la mujer, puesto que, al alcanzar cierta edad, la ovulación se detiene (menopausia) y se hace imposible concebir.

2. Peso

El sobrepeso conlleva a desordenes metabólicos y endocrinos que pueden causar alteraciones en la maduración de los folículos del ovario, con una mayor degeneración o muerte de estos.

Lo anterior conlleva una peor calidad ovocitaria o hasta la  ausencia de la ovulación. Además, en el caso de concebir, el riesgo de problemas en el embarazo y de abortos es muy alto.

Por otro lado, el bajo peso en la mujer afecta la producción hormonal normal y, a su vez, puede alterar la ovulación, hasta el punto de interrumpirse.

Asimismo, puede afectar el revestimiento uterino, lo que impide la implantación correcta del embrión, interfiriendo en su desarrollo.

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM por sus siglas en inglés) afirma que el 12% de los casos de infertilidad son resultado del sobrepeso o el bajo peso de las mujeres.

Te puede interesar: 4 beneficios de la dieta mediterránea

3. Enfermedades

Diversas patologías pueden afectar la capacidad de la mujer de concebir, entre las más importantes se encuentran:

  • Endometriosis
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Falla ovárica prematura
  • Fibromas uterinos
  • Trastornos autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico y artritis reumatoide

4. Consumo de tabaco

consumo de tabaco

El consumo de tabaco es uno de los factores modificables que pueden afectar la salud reproductiva de la mujer.

Las evidencias científicas sugieren que el humo del cigarrillo afecta a la producción de estrógenos.

Por lo anterior, se ve comprometido el proceso de ovulación, generando una menor actividad ovulatoria. A su vez, se altera la calidad del moco cervical.

Descubre trucos para dejar de fumar: Sé el 8% que logra sus propósitos de año nuevo

5. Beber alcohol

beber alcohol

El consumo alto de bebidas alcohólicas se ha relacionado con un riesgo alto de infertilidad. Esto debido a que puede causar alteraciones en la regulación hormonal que conlleva a problemas en la ovulación.

Existe una tasa alta de abortos y de pronósticos perinatales negativos en mujeres que lo siguen consumiendo durante el embarazo.

6. Nutrición

desórdenes de alimentación enfermedades mentales

La nutrición desempeña un papel importante en la salud reproductiva de hombres y mujeres.

Un reciente estudio publicado en Current Pharmaceutical Biotechnology, sugiere que los alimentos de alto índice glucémico, altos en ácidos grasos trans, así como las dietas altas en carbohidratos y proteínas animales, afectan la fertilidad.

Esta misma investigación indica que, por el contrario, las fuentes de ácidos grasos omega 3 y 6, los alimentos de bajo índice glucémico y las dietas bajas en carbohidratos pueden mejorar la fertilidad.

En conclusión…

Hay muchos factores que determinan la salud reproductiva de la mujer. Sin embargo, muchos de estos hacen parte del estilo de vida y se pueden modificar.

En cualquier caso, siempre es conveniente acceder a una consulta ginecológica para resolver cualquier duda.

Sigue leyendo: Masturbación femenina: Conoce y disfruta de tu sexo