Tiempo de lectura: 4 minutos

En muchas ocasiones hemos escuchado hablar de la lucha para combatir el cambio climático.

No obstante, hemos restado importancia a la responsabilidad que tenemos para contribuir a las soluciones contra el aumento de temperatura en el planeta. Incluso, pensamos que es una obligación solo de gobiernos y grandes empresas.

Pero, tal y como lo detalla un informe del Ministerio de Transición Ecológica, el sector de viviendas es el responsable de un 18 % del consumo total de energía y de aproximadamente el 8 % de las emisiones.

En otras palabras, aunque lo pasamos por alto, es mucho lo que podemos en nuestros hogares para combatir el cambio climático.

6 trucos para combatir el cambio climático

cambio climático

  1. Moderar el consumo para combatir el cambio climático

Algo que sin duda todos podemos hacer para combatir el cambio climático desde casa es reducir al máximo el consumo. Si analizamos, gran parte de la crisis ambiental que atraviesa el mundo en la actualidad se debe al ritmo de consumo que tenemos los seres humanos.

Nos hemos acostumbrado a comprar, usar y tirar, ignorando el impacto que esto causa sobre el planeta. Por lo tanto, a partir de ahora, antes de comprar un nuevo producto es mejor tomar una pausa para preguntarnos si en realidad lo necesitamos o si podemos prescindir de él. De igual forma, antes de desechar algo, podríamos preguntarnos si es posible alagar su vida útil.

  1. Cambiar las bombillas

bombillas cambio climatico

Por fortuna, en la actualidad gran parte de la población ha cambiado sus bombillas tradicionales por aquellas de bajo consumo (LED).

Esta medida es importante para hacer frente al cambio climático, pues disminuye hasta en un 75 % el consumo de electricidad. Quienes aún no las usan, deberían considerar cambiarlas lo antes posible.

  1. Reutilizar y reciclar

Se estima que, en promedio, cada uno de nosotros genera alrededor de 450 kilos de basura al año. Tomando consciencia de esta cifra, algo que podemos empezar a implementar en nuestros hogares es la reutilización y el reciclaje.

Sin duda, hay muchos materiales y objetos cotidianos que podemos aprovechar para no tener que arrojarlos a la basura. Además, hoy en día podemos llevarlos a depósitos especiales donde otros se encargarán de reciclarlos.

  1. Usar los electrodomésticos con responsabilidad

El uso responsable de los electrodomésticos en el hogar es fundamental para combatir el cambio climático. No es conveniente dejar los aparatos en modo “stand by”, ya que siguen consumiendo energía. Tampoco es bueno dejar encendidas las luces de las habitaciones o dejar el ordenador hibernando por las noches.

Por otra parte, conviene emplear la lavadora en frío, pues así disminuye en un 80 % su consumo energético. Además, hay que evitar abrir los hornos mientras estén funcionando, pues el gasto de energía es significativo por este simple hecho.

  1. Evitar el desperdicio de agua

agua cambio climatico

Por más campañas que nos han hecho sobre el consumo responsable del agua, en ocasiones adoptamos hábitos que conllevan a su desperdicio. En este sentido, es importante evitar las duchas con agua caliente y demasiado largas. Debemos cerrar el grifo al cepillarnos los dientes y mientras nos enjabonamos.

De ser posible, podemos reutilizar agua. Por ejemplo, el agua lluvia nos sirve para regar el jardín y el agua que sale de la lavadora puede servir para lavar andenes o para ahorrar descargas del inodoro.

  1. Consumir alimentos orgánicos

Una última recomendación contra el cambio climático tiene que ver con nuestra alimentación. Cuando optamos por alimentos orgánicos, como los de mercados locales, nos exponemos menos a restos de pesticidas y productos químicos. Además, evitamos el uso excesivo de empaques de plástico y apoyamos las prácticas agrícolas amigables con el ambiente.

¿Qué más podemos hacer para combatir el cambio climático?

Como vemos, es mucho lo que podemos hacer para combatir el cambio climático. Pero, aún hay más. Educar a los niños para que se vuelvan consumidores responsables es otra acción importante.

Asimismo, podemos limitar el uso de la calefacción, evitar dejar conectados cables y usar el transporte público.