Tiempo de lectura: 4 minutos

Existen diferentes tipos de conflictos, aunque todos tienen algo en común: son situaciones en las que dos o más personas tienen intereses contrapuestos que, por alguna razón, no pueden desarrollarse al mismo tiempo. ¿Cuáles son los más comunes y cómo resolverlos?

El conflicto es una característica innata de los seres humanos. Surge por un desacuerdo entre varias partes, o bien, por la dificultad para resolver una situación propia. Asimismo, podemos decir que es el resultado de la mala comunicación, falta de empatía e incapacidad para entender las diferencias del otro.

Ahora bien, como lo señala una publicación en StatPearls, titulada “Conflict Management”,  el conflicto puede llegar a ser positivo cuando se maneja de manera productiva.

En concreto, podría contribuir al desarrollo del pensamiento cítrico, habilidades de trabajo en equipo y capacidad de resolución de problemas.

No te pierdas: 13 beneficios de abrazar (y ser abrazado)

¿Cuáles son los tipos de conflictos más comunes?

tipos de conflictos más comunes

Los conflictos están clasificados en función del contexto o la forma en que se desarrollan. Por lo tanto, podemos encontrar varios tipos de conflictos: Intrapersonales, interpersonales, económicos, sociales, religiosos, éticos, entre otros. Veamos en detalle los más frecuentes:

  • Conflictos latentes: las personas que atraviesan este tipo de conflictos no son conscientes de la situación.
  • Conflictos explícitos o manifiestos: son aquellos que son reconocidos por las personas implicadas.
  • Según su veracidad: pueden ser reales, imaginarios o inventados. Reales, cuando son el resultado de un problema real; imaginarios si se derivan de malos entendidos, interpretaciones o percepciones; inventados, cuando existe una intención por parte de alguna de las partes con el fin de obtener un beneficio.
  • Conflictos intrapersonales: son aquellos que se dan de manera interna en la mente de las personas. A menudo se asocian con cuestiones personales, como intereses, valores o emociones.
  • Conflictos interpersonales: se originan entre dos o más personas, ya sea por una idea, un interés, malos entendidos o la intervención de una tercera persona.
  • Intragrupales: los conflictos Intragrupales son frecuentes en grupos de estudio o trabajo. Ocurren porque alguno de los implicados está en desacuerdo con las ideas del resto.
conflictos intragrupales

Los conflictos intragrupales a menudo aparecen en el trabajo

  • Conflictos intergrupales: en este caso, los conflictos tienen lugar entre dos grupos definidos. Es una forma de conflicto más compleja, pues a menudo implica hechos violentos o que atentan contra la integridad de una de las partes.
  • Conflictos éticos y de valores: hacen referencia a aquellas discrepancias que tienen componentes culturales o del entorno en el que ha crecido la persona.

Te puede interesar: Ecuanimidad: Cómo cultivar la paz interior

¿Cómo acabar con los conflictos?

cómo acabar con los conflictos

De acuerdo con el texto “Conflict Management, a New Challenge”, el manejo de los conflictos es múltiple, ya que depende de las causas que llevaron al mismo.

Sin embargo, independientemente de esto, la comunicación desempeña un papel muy importante en su gestión y resolución.

Asimismo, es primordial hacer un adecuado análisis del problema que resultó en conflicto para poder abordarlo a profundidad y paliar sus efectos.

En resumen, algunas herramientas para afrontar los conflictos son:

  • Identificar el problema, afrontarlo y tener disposición para resolverlo.
  • Saber aceptar los errores y ser crítico ante los mismos.
  • Escuchar al otro y tratarlo con respeto.
  • Aplicar la empatía con la otra parte y tratar de entender su postura (aunque no se esté de acuerdo).
  • Evitar la confrontación y la violencia.
  • Proponer alternativas.
  • Evaluar los resultados para determinar si la resolución del conflicto ha sido positiva o no.
  • En caso de no encontrar solución por medios propios, se puede solicitar ayuda profesional. Tanto en los tipos de conflictos intrapersonales como interpersonales y grupales puede resultar conveniente la intervención psicológica.

¿Estás travesando una situación de conflicto?

No olvides poner en práctica todas las recomendaciones dadas para su gestión. Así podrás tener más vías para solucionarlo exitosamente.

Sigue leyendo: ¿Qué es el Dhamma? Cultivar un buen propósito de vida

¡Compártelo!

8 tipos de conflictos y cómo acabar con ellos