Tiempo de lectura: 4 minutos

La adicción al móvil es una realidad que está llamando la atención de los investigadores.

Si bien aún no se reconoce oficialmente como un trastorno, son muchos los estudios que alertan sobre el uso desmedido de estos elementos y, en general, de las conductas no saludables vinculadas al uso de la tecnología.

¿En qué consiste este problema? ¿Cómo reconocerlo?

Decimos que una persona es adicta al móvil cuando no pueden controlar el impulso de usar el teléfono móvil una y otra vez a lo largo del día.

Incluso, hay quienes continúan usándolos de forma excesiva durante la noche, afectando de manera directa el periodo de descanso.

Los síntomas que se producen a causa de esta adicción se asemejan a los que se dan por patologías como el abuso de sustancias.

Incluso, la persona llega a adquirir conductas que le impiden cumplir sus tareas cotidianas con normalidad. Por lo tanto, es una problemática que no debemos pasar por alto y que requiere atención oportuna.

Te contamos más a continuación.

Artículo relacionado: 4 enfermedades mentales más comunes en adolescentes

Síntomas de la adicción al móvil

adicción al móvil, síntomas y causas

En la actualidad, la mayoría de personas utilizamos el teléfono móvil en el día a día. Sin embargo, hay quienes no consiguen dejar de usarlo, inclusive en momentos en los que se considera socialmente inaceptable.

De hecho, sumado a esto, hay otros cambios en la conducta que permiten diferenciar el uso normal de estos dispositivos con la adicción.

Veamos en detalle.

1. La persona no deja el móvil de lado

El uso excesivo del dispositivo es el síntoma más evidente de la adicción al móvil. La persona no consigue soltar el aparato ni siquiera estando en una reunión social o de trabajo.

Tampoco logra mantener la atención en conversaciones reales, y no se separa del teléfono ni para comer o ir al baño.

2. Usa el móvil solo por entretenimiento

Como hemos dicho, todos necesitamos en cierta medida el móvil en nuestra cotidianidad.

Sin embargo, cuando su uso se limita al entretenimiento constante, podemos empezar a sospechar de una adicción. Si bien no está mal usar las redes sociales, juegos, etcétera, hacerlo en exceso sí puede ser perjudicial.

3. Dificultad para mantener relaciones

autoestima baja

La vida social de la persona resulta afectada con la adicción al móvil.

De hecho, hay quienes utilizan este elemento como sustituto de la vida social. Así, en lugar de compartir tiempo con sus seres queridos, prefieren pasar tiempo en pantalla.

Ver también: Amigos que no son amigos: ¿Cómo detectarlos?

4. Miedo a “perderse algo”

Esto básicamente es el miedo a no enterarse de todo lo que ocurre en redes, bien sea de la vida de personas cercanas o, en general, de acontecimientos del mundo.

Dicho sentimiento proviene del temor a ser excluido de un evento importante.

5. Síntomas de abstinencia

Como pasa con otras adicciones, la persona adicta al móvil puede presentar ansiedad, inquietud, enfado y problemas de concentración cuando no está utilizando el dispositivo.

Asimismo, siente un fuerte deseo de tener acceso al móvil y puede llegar a tener insomnio y depresión.

Te puede interesar: Meditación guiada para dormir y descansar profundamente

¿Cómo solucionar la adicción al móvil?

adicto al móvil

Dado que aún no se considera un trastorno, no existe un tratamiento generalizado para la adicción al móvil.

Pese a esto, la intervención de un psicólogo puede ser útil para encontrar estrategias que ayuden a superarlo. Otras medidas incluyen:

  • Trazar metas para reducir el tiempo de uso del móvil. Por ejemplo, usarlo una vez cada 15 minutos, por solo 10 minutos.
  • Poner un horario fijo para revisar las redes sociales y aplicaciones de entretenimiento.
  • Practicar técnicas de relajación, como yoga o mindfulness, para paliar la ansiedad de no usar el móvil.
  • Compartir tiempo en familia o con amigos y hacer actividades placenteras.
  • Practicar un deporte o cualquier otra actividad que no requiera el uso del móvil.

En un principio, aunque puede parecer normal, la adicción al móvil parece no ser perjudicial

Sin embargo, restarle importancia puede derivar en serias consecuencias.

Si te sientes identificado, busca ayuda para superarlo.

Sigue leyendo: 8 hábitos de estudio de los estudiantes más efectivos