Los beneficios del mindfulness en nuestro estado físico y emocional han sido ampliamente demostrados en numerosos estudios científicos.

La práctica de mindfulness tiene el objetivo de dejarnos llevar por las sensaciones percibidas en el momento presente. Tal como vienen, sin emitir juicios sobre su naturaleza.

El intento de bloquear el malestar, las emociones desagradables o el estrés, provoca que se alteren los mecanismos reguladores de feedback natural del organismo.

Por ello, resulta relevante que la persona experimente realmente las sensaciones y emociones ligadas a una determinada situación psicológicamente adversa. Por ejemplo, emociones vinculadas a trastornos de ansiedad o estrés.

En el mindfulness mantenemos una actitud de aceptación, apertura y adaptación en lugar de evitación o confrontación.

Evidencia Científica de la Eficacia del Mindfulness

El Mindfulness también es una aproximación eficaz para lograr un incremento de la capacidad de conciencia y en la respuesta a los procesos mentales que contribuyen al distress emocional y al comportamiento desadaptativo.

El Mindfulness te Ayuda a Mejorar Habilidades

Entre los cambios beneficiosos que proporciona la práctica de mindfulness en el propio individuo y en su contexto próximo, destacan un incremento en habilidades.

  • Empatía
  • Desarrollo de la compasión
  • Simpatía
  • Paciencia
  • Aceptación radical
  • Ausencia de emisión de juicios
  • Reducción de distracciones
  • Menor ansiedad
  • Gestión del estrés
  • Aumento de concentración
  • Mayor autoconciencia
  • Reducción del sufrimiento
  • Menor impulsividad

Por lo tanto, el mindfulness puede resultar una herramienta útil en la prevención y resolución de conflictos tanto en población infanto-juvenil como adulta.

Estudios realizados por Jon Kabat-Zinn entre otros, apuntan que experimentar el momento presente con una actitud abierta y tolerante puede favorecer la adopción de un comportamiento más flexible y adaptable.

Todo ello, con el consiguiente beneficio que conlleva en la salud física y mental.

Beneficios del Mindfulness Demostrados Científicamente

  • Tratamiento de enfermedades médicas: el cáncer, la fibriomialgia, la psiriasis, la hipertensión, el asma, el infarto de miocardio, el SIDA.
  • Mejora de trastornos psicológicos: ansiedad, depresión, trastorno de personalidad, psicosis, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de déficit de atención con hiperactividad.
  • Reducción del estrés crónico: laboral, familiar o docente
  • Mejora de la calidad de vida: incremento del bienestar general y satisfacción vital.

Parece existir un consenso en relación con los beneficios del mindfulness en diversos colectivos poblacionales.

Investigaciones como la de Shapiro, Brown y Astin (2008) clasifican los beneficios de la práctica de la atención plena en tres ámbitos.

De estos, dos se refieren al estado emocional personal y otro está vinculado al sector educativo (la salud mental y bienestar psicológico, el desarrollo holístico de la persona y el rendimiento cognitivo y académico).

A continuación, se exponen los hallazgos más relevantes al estado emocional personal.

Beneficios del Mindfulness en Salud Física y Psicológica

Los estudios que han arrojado los beneficios del mindfulness se han relacionado con una reducción del nivel de estrés percibido, un aumento del bienestar psicológico y de la función inmunológica (Davidson et al., 2003; Chiesa y Serretti, 2009; Eberth y Sedlmeier, 2012).

También se han demostrado disminuciones en la intensidad de diversos tipos de problemas clínicos y otras enfermedades de carácter físico (Grossman et al., 2004, Fjorback et al., 2011; Piet y Hougaard, 2011; Piet et al., 2012)

Por otra parte, se ha observado una eficacia significativa en:

  • Tratamiento de la depresión
  • Reducción de la ansiedad
  • Reducción del malestar psicológico y físico en personas con dolor crónico
  • Pacientes de fibromialgia
  • Problemas oncológicos

Otros estudios como los de Baer en 2003 y Brown et al en 2007 corroboran resultados anteriormente mencionados concluyendo que la práctica de atención plena contribuye significativamente en la reducción de síntomas negativos físicos y psicológicos -como el estrés, la ansiedad y la depresión-.

Finalmente, algunas de las escasas investigaciones sobre los beneficios del mindfulness en adolescentes han observado los beneficios de la práctica del mindfulness en el manejo del dolor (Thompson y Gauntlett-Gilbert, 2008), la prevención de la recaída depresiva (Allen, 2006) y la reducción de síntomas de ansiedad y depresión (Beauchemin et al, 2008;. Biegel et al, 2009;. Broderick y Metz, 2009).

Beneficios del Mindfulness en el Bienestar Personal

En este ámbito los hallazgos más relevantes muestran como el mindfulness interviene activamente en la promoción del desarrollo personal, en la capacidad de auto-compasión, la empatía y la toma de perspectiva y en la mejora del afecto positivo general.

Además se ha observado:

  • Mejor capacidad creativa (Cowger y Torrance, 1982; y Langer, 2006)
  • Potenciación de las habilidades en las relaciones interpersonales (Carson, Carson y Barcam, 2004; Goleman, 2006)
  • Aumento en la capacidad empática (Shapiro, Schwartz y Bonner, 1998; Shapiro et al., 2007)
  • Desarrollo de la compasión (Shapiro et al., 2007; Leary, Talo, Adams y Hancock, 2007).

Aunque hasta ahora la mayor parte de la investigación sobre la atención plena se ha orientado a estudiar a la población adulta, recientemente se han empezado a realizar trabajos sobre población infanto-juvenil.

Como se menciona en el texto de Zoogman et al. (2014), este sector está experimentando un verdadero auge en los últimos años. Así, los estudios en este campo sugieren una significativa influencia entre la práctica habitual de mindfulness y un aumento de la sensación de bienestar psicológico general (Biegel et al, 2009;. Burke, 2010; Flook et al., 2010; Semple et al., 2010).

Conclusión

Como ha podido demostrarse, es considerable la literatura actual que avala los beneficios del mindfulness en el bienestar emocional personal.

Aunque existen otras áreas -además del ámbito clínico- por investigar, los resultados obtenidos hasta ahora parecen bastante prometedores.

Bibliografía

  • Grossman, P., Niemann, L., Schmidt, S., and Walach, H. (2004). Mindfulness-based stress reduction and health benefits. A meta-analysis. J. Psychosom. Res.
  • Kabat-Zinn, J. (2003). Mindfulness-based interventions in context: past, present, and future. Psychol. Sci. Pract. 10, 144–156.
  • Montoya, M. D., Mañas, I., Gil, C., Herrada, R. I. y Franco, C. (2012). Integrando el aprendizaje cooperativo y la atención plena (mindfulness) en el desarrollo de competencias. En F. Manzano y A. García (Eds.), Propuestas de actividades y metodologías específicas para la mejora del bilingüismo en ingeniería (89-127). Editorial: Universidad de Almería.
  • Vallejo, M. A. (2006). Mindfulness. Papeles del Psicólogo. Vol. 27(2), pp. 92-99.

¡Compártelo!

Beneficios del mindfulness en la salud según la ciencia