Tiempo de lectura: 4 minutos

Se ha hecho mucho eco en España y a nivel internacional la polémica acerca de la cuestión de reducir nuestro consumo de carne no solo para el bien del planeta, que sería el principal objetivo si no también para tu salud y el bienestar de tu cuerpo haciendo que te ayude en tu vida personal y profesional, especialmente en el momento que quieras empezar a meditar.

En esta guía no intentamos decir que todos deberían de ser veganos o vegetarianos ya que eso es una decisión personal nada fácil que requiere paciencia y compromiso.

Sin embargo, vamos a dejar claro desde el principio que bajar el consumo de carne si hace que te sientas mejor y vamos a explicarte las razones por las cuales deberías si no empezar una dieta vegetariana intentar no consumir tanta carne a la semana.

Artículo relacionado: 4 beneficios de la dieta mediterránea

¿Qué problemas conlleva comer carne diariamente?

Los principales problemas que explican el porqué deberías de dejar de comer carne son los problemas cardiovasculares que puede derivar llevar una dieta carnívora, y recordemos que la mortalidad por enfermedades cardiacas ha aumentado a nivel global especialmente en los países desarrollados.

Por suerte han aparecido en muchas cadenas de supermercados como Carrefour o Ahorramas que han adoptado su propia sección BIO y sostenible concienciado no solo con vender productos veganos y vegetarianos si no también provenientes de la agricultura ecológica.

También ha surgido restaurantes vegetarianos y de carne vegana por lo que nunca en la historia ha sido más accesible acceder a productos concienciados con el medio ambiente y a pedir de servicios de comida vegetariana a domicilio junto con las opiniones de antiguos clientes que corroboran que sus alimentos plant based son de excelente calidad e imita muy bien como si estuviéramos comiendo carne de verdad.

Te puede interesar: ¿Qué comidas saludables son las mejores para una meditación eficiente?

No solo ayudas a tu salud, si no a tu bolsillo

Al contrario que otros países como Estados Unidos, en España se incentiva mucho el consumo de vegetales, frutas y verduras en general siendo su coste muy barato y muy accesible que puedes encontrar en cualquier frutería cerca de tu casa o en el supermercado más cercano.

La carne por el contrario suele ser más cara así que si quieres empezar a cuidarte mejor siguiendo una dieta alta en vegetales y frutas te garantizamos que verás como empiezas a notar un ahorro moderado.

Una cuestión humanitaria

Millones de animales, especialmente los pollos y los cerdos son sacrificados en los mataderos para el consumo de carne, y procesarla requiere una cantidad ingente de agua que muchos ya consideran que se está haciendo un uso irresponsable de este recurso natural finito.

Por ello al reducir tu consumo de carne estás favoreciendo a que reduzca la producción de la misma. Reducir el consumo de carne hace que te sientas mejor no solo físicamente si no también en tu conciencia al ser miembro activo de un drama y problema global al que estás dando solución.

carcajadas

En el caso de que comas carne intenta siempre ver el etiquetado y asegurarte de que dichos animales se han criado en granjas ecológicas, han sido animales de pasto criados al aire libre y se han seguido todas las prácticas éticas necesarias.

Encontrarás que hay alternativas mucho más sabrosas y adictivas que la carne, nuevas cocinas con platos alternativos que simulan el sabor de la carne e incluso lo superan. Elegir este estilo de vida más responsable y concienciado con tu propia salud puede hacer que veas el mundo con una perspectiva diferente. 

No te pierdas: Autocompasión: cultiva la compasión contigo misma

Los beneficios a largo plazo son indiscutibles

Siguiendo dietas vegetarianas o de “Plant-based” reducirás considerablemente el riesgo mortal de tener un infarto cardíaco por haber consumido carne y otros productos altos en grasas saturadas. Puedes contribuir a una mejor alimentación con nutrientes ricos en fibra para reducir también los altos niveles de colesterol.

Con esto también no queremos menospreciar el valor de la carne, ya que también las proteínas animales son positivas para el cuerpo aunque ya se están descubriendo proteínas vegetales que simulan las vitaminas y nutrientes que conseguimos de la misma.

Recuerda que las proteínas vegetales son muy positivas para tener un intestino sano y el alto consumo de carne puede llegar a producir bacterias intestinales menos saludables que van en contra de un metabolismo natural y ayuda a ser propenso a enfermedades cardiovasculares.

Sigue leyendo: 5 increíbles beneficios de reírse a carcajadas

Conclusión

Solo podemos marcar la diferencia si entre todos empezamos a cambiar nuestros hábitos de consumo, pero de momento es suficiente con saber que si reduces la cantidad de carne que comes semanalmente puedes contar con estos beneficios ya explicados.

Te animamos a que sigas informándote y pruebes platos típicos veganos y vegetarianos para que descubras nuevos sabores alejados de la carne.