Tiempo de lectura: 6 minutos

En este artículo te explicamos cómo hacer un masaje relajante de cuerpo entero, también conocido como masaje integral.

Y es que cuando decimos de cuerpo entero esto quiere decir que el masaje ha de ser integral. Es decir, comenzando por un masaje facial y craneal y terminando con un masaje de reflexología podal.

6 pasos para hacer un masaje relajante de cuerpo entero

Al hacer un masaje integral, estaríamos atacando todos los flancos del cuerpo humano. Con la idea que no se nos quede fibra sin tocar, músculo sin estirar ni hueso sin estimular.

Por eso, comencemos entonces en estricto orden desde la cabeza hasta los pies. Así podrás aprender cómo hacer un masaje relajante de cuerpo entero.

También puedes verlo en este vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=i_2Dk3AtoMY

1. Masaje facial

Cuando nos referimos a un masaje facial, estamos hablando de un masaje que está dirigido a estimular todos los músculos de la cara. Incluyendo el cuello, la papada, y por supuesto la nuca.

Estos masajes refrescan la tensión muscular y tienden a deshinchar los párpados, que por cansancio o por haber sido sometidos a mucha tensión y estrés se tornan caídos y lucen cansados.

Lo mismo ocurre con la mandíbula que al haber tensión se contrae fuertemente dejando en el rostro una imagen de hosquedad que se resiste a sonreír.

Además con los masajes faciales se previenen las líneas de expresión prematuras, esos surcos tan temidos que por causa de hacer muecas o por algunos tic nerviosos, terminan por marcar un cauce.

Tal es el caso de las líneas horizontales de la frente y las que dejan el ceño fruncido, que en este caso son verticales. También los masajes faciales ayudan a cerrar esos poros abiertos que tanto afean la piel.

Además también se estimula la circulación y la expulsión de partículas grasosas que contribuyen a la formación de barros y espinillas. Por ello la importancias de saber cómo hacer un masaje relajante de cuerpo entero efectivos.

2. Masaje craneal

Un masaje sacro craneal, está destinado a aliviar tensiones en todo el cuerpo, pero como cosa curiosa no comienza en la cabeza.

No, comienza a nivel del abdomen y las costillas, va subiendo hacia los hombros y el omoplato para finalmente alcanzar la parte de la nuca.

Esto se debe a las acciones por reflejo que en estas partes del cuerpo se conectan con la región del cráneo. El paciente debe permanecer acostado boca arriba y al llegar a la región de la nuca, el terapeuta sostiene la nuca con los dedos pulgares de ambas manos para que ésta se mantenga casi en vilo.

Al ejercer cierta presión causada por el peso de la cabeza, la sangre comienza a circular con más fuerza o con más esfuerzo y esta tensión hace que se active la circulación como un mecanismo de defensa.

Recuerda que la presión, siempre se ha utilizado como una de las herramientas más eficaces en todos los tratamientos de masajes terapéuticos.

De allí en adelante se va deslizando este mismo mecanismo hacia la parte de las sienes, y hasta llegar a la coronilla del cráneo para comenzar un camino de regreso hasta terminar nuevamente en los hombros.

3. Masaje en espalda y hombros

Con un masaje de espalda, se busca relajar los músculos que comprenden esta vasta zona del cuerpo humano.

Aquí el paciente debe permanecer acostado boca abajo y el fisioterapeuta debe utilizar aceites especiales para facilitar el deslizamiento de sus expertas manos por toda la región del omoplato, los hombros, las costillas, y la columna vertebral hasta llegar al coxis.

El objetivo es alcanzar los tejidos musculares profundos para poder aliviar las tensiones y llegar hasta los tejidos más superficiales de la piel. Indudablemente que la parte ósea y los tendones, también son abarcados cuando aprendes cómo hacer un masaje relajante de cuerpo entero.

En este vídeo puedes ver como hacer un masaje relajante de espalda:

4. Masaje abdominal

Para efectuar un masaje abdominal el paciente debe tenderse en una camilla boca arriba, de esta manera facilita al terapeuta su trabajo de practicar un masaje realmente efectivo.

No podemos olvidar que los masajes abdominales están destinados en su mayoría, a la remoción de la grasa localizada o focalizada en esta zona del cuerpo.

Muchas personas padecen de este tipo de problema, dicen no estar gordas, porque en realidad sus brazos y piernas, lo mismo que la cara, no lo demuestran. Pero sin embargo su cintura es muy prominente y esto afea su silueta indudablemente.

El masaje abdominal es aplicado junto con algunas técnicas con material de apoyo, como es el caso de los aceites de naranja que son ideales para utilizarlos como deslizantes y además estimula al paciente a una relajación más profunda por sus propiedades aromáticas.

En esta zona del cuerpo están alojados varios órganos vitales como el estómago, los riñones, el hígado, el páncreas, la vesícula, así como los intestinos.

Estos órganos son los encargados de procesar los alimentos y además de filtrarlos. Debido al sobrecargo y por una mala alimentación, estos órganos pueden colapsar y permitir que se acumule mucha grasa en esta zona del cuerpo.

Se pueden además producir gases y dolores abdominales. La grasa que se acumula alrededor del abdomen hay que disolverla y canalizarla para que se elimine de manera natural y no tener que recurrir a dolorosas y por demás invasivas y peligrosas intervenciones quirúrgicas.

La mejor manera de movilizar esta grasa es a través de masajes abdominales que además de bajar las medidas, tonifican los músculos abdominales para que no queden flácidos después de remover el exceso de grasa.

No te pierdas este vídeo para entender mejor como hacer un masaje relajante en el abdomen:

5. Masaje en las extremidades

Los masajes en las extremidades son ideales para activar la circulación, también ayudan a relajar los músculos y tonificarlos e infringirle mayor elasticidad al sistema óseo.

Están orientados a proporcionar alivio en las coyunturas y activar los fluidos de las articulaciones y cartílagos.

6. Masaje de Reflexología Podal

La Reflexología Podal, acarrea un tema demasiado extenso, el cual amerita un artículo entero y de no menos que unas cinco mil palabras.

Esto se debe a que en las plantas de los pies se encuentran zonas que conectan a través de algunos canales confluyentes, toda la energía que va dirigida hacia cada órgano del cuerpo humano.

En estos órganos se incluyen por supuesto el cerebro, el corazón, los pulmones, el hígado, los riñones, el estómago, y el aparato reproductor.

A través de los masajes en los pies, en otro orden de ideas podemos decir que se persigue es descanso y buscar una sensación placentera y recuperadora de energía.

Este vídeo es un buen tutorial 🙂

Beneficios de hacerse un masaje relajante de cuerpo entero

Cuando una persona se somete a un masaje relajante decuerpo entero, está interesando todos los 206 huesos del cuerpo y por supuesto que también los 800 músculos que comprenden todo el cuerpo de una persona adulta.

Por otra parte las articulaciones, los cartílagos y todas las partes blandas del cuerpo comprendidas por la piel, se benefician al recibir un masaje completo.

En realidad lo que se persigue es recibir una especie de repotenciación de todos los tejidos y calmar cualquier sensación de dolor o malestar que la persona pueda estar padeciendo. Al tonificar los músculos y activar la circulación, las personas se sienten rejuvenecidas y completamente dispuestas.

Es algo realmente gratificante y estimulante recibir este tipo de masajes que ponen a tono todas las partes del cuerpo.

Siempre se debe estar alerta para atacar con mayor interés las partes del cuerpo donde se sienta algún tipo de malestar y pedir al terapeuta que le preste mayor atención a estas zonas más sensibles.

Después de un masaje relajante de cuerpo entero, se recomienda a las personas tomar un buen baño de tina y descansen con suficiente hidratación durante todo el día.

Sigue leyendo: 6 tipos de masaje oriental terapéutico

¡Comparte!

Cómo hacer un masaje relajante de cuerpo entero