Los ejercicios de relajación son una potente herramienta para hacer frente a estados de estrés o ansiedad, cuando estos pueden afectar tu salud.

Es importante destacar que el estrés no es en si mismo malo o insano. De hecho, es una cualidad adaptativa del organismo ya que nos permite activar las alertas necesarias en cada situación.

En cambio, cuando el estrés (o la ansiedad) está presente de forma excesiva, pasa a ser nociva para nosotros, pudiendo llegar a afectar nuestra vida cotidiana severamente.

Es algo que nos puede suceder a todo el mundo. Nadie puede decir que está exento de sufrir estrés en algun momento de su vida.

Por este motivo, es sumamente importante cultivar habilidades y estrategias que nos permitan gestionar tanto las emociones como los pensamientos de forma saludable.

Cabe decir que no todas los ejericios de relajación nos sirven a todos del mismo modo. Cada uno tiene que encontrar aquellas técnicas que mejor se adapten a su estado, preferencias y condiciones.

¿Cuando Debemos Practicar Ejercicios de Relajación?

Conviene tener en cuenta que a la hora de introducir técnicas de relajación en nuestras rutinas diarias, contrariamente a los fármacos, los ejercicios de relajación no tienen efectos secundarios en nuestro organismo.

Su eficacia radica en la autorregulación. Es decir, en la capacidad del propio cuerpo de producir sustancias químicas de forma natural. De este modo, mediante las prácticas de relajación estarás utilizando inteligentemente la naturaleza del ser humano para obtener un beneficio.

Tan sólo basta que le dediques unos minutos al día y un pequeño esfuerzo. Seguro que eres capaz de dedicar algo de voluntar a estos ejercicios con tal de obtener un estado de mayor relajación y paz interior.

Cabe emfatizar que conviene realizar ejercicios de relajación incluso de forma preventiva, aún y no teniendo problemas de ansiedad o necesidad de reducir el estrés. Son una poderosa herramienta para prevenir estos síntomas, para disfrutar de un mayor bienestar y sentirte más descansada.

Sin embargo, las técnicas de relajación son especialmente eficaces cuando atravesamos alguna época más complicada. Ejemplos de ello pueden ser la pérdida de algun ser querido, una ruptura de pareja, estrés en el trabajo o si sientes síntomas de ansiedad.

Por supuesto, no dudes acudir a un médico si lo consideras oportuno.

Beneficios de Introducir Ejercicios de Relajación en tu Día a Día

Los beneficios que puedas obtener de los ejercicios de relajación dependen en gran medida del tipo de ejercicios que realices, así como la frecuencia y duración de los mismos.

No obstante, estas técnicas conllevan unas ventajas que a nivel general podemos resumir como:

  • Mayor sensación de bienestar, paz y serenidad
  • Aumento de la capacidad de identificar y gestionar las emociones eficazmente
  • Reducción de los problemas de tensión arterial
  • Menor rumiación – pensamientos negativos o preocupaciones que vienen constantemente a nuestra cabeza
  • Tenemos una mayor autoestima y de aceptación hacia uno mismo
  • Mejora de la resiliencia – capacidad de levantarnos de nuevo después de atravesar una situación dolorosa
  • Desarrollo de la ecuanimidad
  • Te pueden ayudar a conciliar mejor el sueño, si padeces de insomnio

6 Ejercicios de Relajación Para Reducir la Ansiedad y el Estrés

Te recomiendo practicar estos ejercicios de relajación idealmente justo después de levantarte o justo antes de acostarte por la noche.

En caso contrario, procura encontrar un sitio donde sepas que no vas a ser interrumpida. Es importante poder dedicar toda tu atención a esta práctica mientras la estés realizando.

Si te vienen pensamientos, es del todo normal. Simplemente, acuérdate de llevar de nuevo la atención al ejercicio. Y cada vez que te distraigas, vuelve de nuevo tu atención al ejercicio amablemente.

1. Ejercicios de Relajación Mediante la Respiración

Con la práctica de ejercicios de respiración contribuirás a disminuir tu nivel de estrés de forma muy notable.

El ritmo de vida frenético al que nos lleva la sociedad actual, favorece una respiración deficiente, pudiendo favorecer un deterioro acelerado de nuestro organismo y provocando sensación de malestar.

Ya verás…prueba esto sólo unos segundos y verás que bien te sienta 🙂

ejercicios de respiracion gif

En este vídeo de Marian Rojan de ActitudFem, aprenderás algunas técnicas para respirar. Estos ejercicios de respiración se basan en técnicas del yoga de inhalación y exhalación por la nariz.

Siéntate cómodamente en casa, ya sea en una silla o con una esterilla en el suelo, cierra los ojos y déjate guiar paso a paso a través de los ejercicios de relajación.

2. Practicar Meditación 10 Minutos al Día

Los beneficios de la meditación han sido demostrados científicamente en numeros estudios.

La meditación es una técnica muy poderosa para combatir el estrés y la ansiedad, mejorar la capacidad de concentración, aumentar la creatividad y cultivar la compasión.

Si estás interesada en aprender a meditar, puedes empezar leyendo algunos blogs de meditación, leer algunos libros de meditación o escuchar meditaciones guiadas.

La atención a la respiración de los pilares fundamentales de la meditación, como puedes ver en siguiente vídeo.

3. Ejercicios de Relajación Progresiva de Jacobson

La relajación muscular progresiva de Jacobson es excelente para evitar tensiones en todo el cuerpo.

Cierra los ojos y concéntrate en tensionar y luego relajar los músculos, en grupos de dos o tres segundos.

Comienza por los dedos de los pies, los tobillos, las piernas, las rodillas, los muslos, sigue por los glúteos, las manos, los brazos, la espalda, el pecho, el cuello, la mandíbula y termina en la cabeza.

Para cada grupo, realiza una inspiración pausada y profunda, contando hasta cinco. Ten cuidado si empiezas a sentirte mareada por la hiperventilación.

4. Relajación de Schultz

Este tipo de relajación se basa en la sugestión, por lo que induce sensaciones y pensamientos agradables que nos permiten relajarnos.

Se base en la idea de que todos tenemos la facultad de modificar nuestra vida modificando nuestra actitud mental. Aquí un ejercicio de 10 minutos para probar la técnica.

5. Escuchar Música Relajante

Escuchar música relajante es una forma muy simple y efectiva para conseguir un estado de relajación y bienestar.

De hecho, hay estudios que apuntan que la música relajante tiene múltiples beneficios en el sistema nervioso y reduce el riesgo de padecer enfermedades de corazón.

Para empezar, te recomiendo escuchar estas canción, llamada Weightless de Marconi Union.

Un equipo de neurocientíficos de MindLab International en EEUU predijo que puede reducir los síntomas de estrés y ansiedad hasta un 65%.

6. Ejercicios de Relajación Para Dormir: Escaneo Corporal

Introducir los ejercicios de relajación para dormir, ya sea en la cama o justo antes de acostarte, te ayudará a conectar con tu cuerpo y a reducir el ritmo al que has sometido el cerebro a lo largo de la jornada.

Casi sin darte cuenta, des del momento que te despiertas hasta el momento que te duermes, los pensamientos pasan por tu mente a una gran velocidad. No te sientas sola, esto nos ocurre a casi todo el mundo.

El ejercicio del escaneo corporal es una forma de relajación extremadamente poderosa y sanadora.

Conlleva hacer un barrido sistemático en el cuerpo con la mente, llevando una atención interesada, afectuosa y abierta a sus diversas partes.

Conclusión

Introduciendo algunos ejercicios de relajación en tus rutinas diarias te ayudará a reducir el estrés y a  mejorar tu bienestar físico y emocional.

Verás que dedicando tan sólo 10 minutos cada día a las técnicas de relajación que prefieras, obtendrás notables beneficios en unos días o semanas.