Tiempo de lectura: 4 minutos

El método Marie Kondo es una tendencia que parece estar en la cresta de la ola. Y tiene sus razones de peso.

Debido a la popularidad que ha ganado la gurú japonesa del orden con la serie A ordenar con Marie Kondo, en Netflix, muchos han empezado a interesarse más por sus consejos para ordenar la casa. ¿Qué nos dice Kondo?

En realidad, antes de la popular mini serie, Kondo causó revuelo con su libro La magia del orden –  Herramientas para ordenar tu casa…¡Y tu vida! publicado en 2014, y cuyas ventas alcanzan las 4 millones de copias.

La Magia del orden - Marie Kondo

En este, la gurú comparte claves para organizar mejor los espacios y, con esto, dar armonía a nuestro hogar y a nuestra vida.

Artículo relacionado: 5 plantas de interior purificadoras de tu hogar

Cómo ordenar la casa implementando el método Marie Kondo

Lo primero que debemos tener en cuenta es que una casa ordenada es sinónimo de bienestar.

Desde el mismo momento en que empiezas a ordenar, te ves empujado a reiniciar tu vida.

Marie Kondo

el método Marie Kondo

Por otro lado, hay estudios que confirman que tener una cada ordenada puede ayudar a reducir los niveles de estrés, a la vez que mejora la salud y el estado físico.

Incluso, puede ser una forma de sentirnos más felices y relajados.

Entonces, ¿cómo podemos implementar el método Marie Kondo?

En primer lugar, debemos conocer los seis puntos básicos para llevarlo a cabo. A partir de eso, solo nos resta seguir unos simples consejos.

Los 6 puntos básicos son:

  1. Comprometernos a ordenar.
  2. Imaginar qué estilo de vida queremos llevar.
  3. Deshacernos de las cosas que no necesitamos.
  4. Ordenar por categorías.
  5. Seguir el orden correcto.
  6. Preguntarnos si con lo que nos queremos quedar nos produce alegría.

No te pierdas: Qué es la autoconfianza y cómo cultivarla

Consejos para ordenar tu casa con el método Marie Kondo

Teniendo en cuenta los pilares básicos para poner orden al hogar con el método Marie Kondo, ahora solo debemos implementarlo con unos sencillos cambios.

Aplícalos y empieza a experimentar los beneficios de una casa limpia y ordenado.

1. Deshazte de lo que no usas

ordena por categorías

Según el método “KonMari”, debes deshacerte de todas aquellas cosas que no utilizas para poder empezar a liberar los espacios del desorden.

La clave es identificar aquellas cosas que en verdad necesitamos o que nos producen dicha. Si no es así, entonces debemos tirarlas o regalarlas.

2. Ordena por categorías

ordena por categorías

Para facilitar la tarea de ordenar la casa, lo mejor es clasificar los quehaceres por categorías. Es decir, en lugar de empezar por determinadas habitaciones, mejor lo hacemos por grupos de cosas (comidas, ropa o libros, por ejemplo).

Esto, además, nos ayuda a determinar si en realidad necesitamos esas cosas o si podemos prescindir de ellas.

3. Comienza por lo menos complicado

Empezar por lo menos complicado es una forma de entrenarnos para desprendernos de las cosas que no necesitamos.

Así, por ejemplo, podemos empezar con la ropa y después con utensilios de la cocina y demás elementos.

4. Aprovecha los espacios

Una de las razones por las que todo luce desordenado es porque no sabemos optimizar los espacios.

En este sentido, el método Marie Kondo nos propone aprovechar esos pequeños lugares que a menudo ignoramos: las paredes, bajo los armarios, las puertas, etcétera.

5. Utiliza compartimientos

Método Marie Kondo compartimento

Los compartimientos son un gran recurso para mantener cada cosa en su sitio.

Cuando los introducimos en armarios, estanterías y similares, nos ayudan a que las cosas no se mezclen entre sí. De esta forma, podemos localizarlos con facilidad en su próximo uso.

Te puede interesar: Sé el 8% que logra sus propósitos de año nuevo

6. Combate el “komono”

Para terminar este breve listado del método Marie Kondo, sugerimos combatir el “komono”.

En Japón, el “komono” hace referencia a ese desorden que se produce por correos, facturas, propagandas, revistas y otros elementos que tienden a acumularse en el hogar.

Lo ideal es tener un lugar para depositarlos y, luego, revisar si los necesitamos o si podemos tirarlos sin problema a la basura. Entre menos cantidad se acumule, mejor.

En definitiva, Marie Kondo nos propone tener un hogar más minimalista y compuesto solo por aquellos elementos que nos producen alegría y bienestar.

¿Ya aplicaste su método? ¡Ten en cuenta estos consejos!

Sigue leyendo: El bosque nos hace más sanos y felices