Tiempo de lectura: 4 minutos

En muchas oportunidades hemos escuchado hablar sobre las emociones negativas y su impacto en nuestra calidad de vida.

En general, nos referimos a estas emociones cuando se produce una experiencia desagradable en la que experimentamos displacer, infelicidad y ciertas reacciones fisiológicas.

Al respecto, una investigación publicada en Suma Psicológica señala que estados emocionales como el miedo, la tristeza, la ira, entre otros, pueden causar problemas de salud física y mental cuando se dan de forma intensa y repetida. Por tanto, son emociones que no se deben ignorar.

Así pues, es importante saber reconocerlas y, sobre todo, aprender a darles una buena gestión para que no interfieran en nuestro bienestar. ¿Cuáles son las más relevantes? ¡Descúbrelas!

Artículo relacionado: 5 claves para entender y gestionar tus emociones

Las emociones negativas són útiles

miedo

Las emociones se han investigado ampliamente desde hace varias décadas. Por eso, se ha determinado que son la forma que usamos para responder de forma rápida ante diferentes amenazas, tal y como pasa con la respuesta de “lucha o huida”.

Entonces, las emociones negativas no siempre deben ser interpretadas como algo malo. Son completamente normales y, como lo demuestra una investigación publicada en Trends in Cognitive Sciences, están arraigadas de nuestro ADN.

No te pierdas: 8 emociones positivas que conviene cultivar

5 emociones negativas más comunes

1. Miedo

miedo

El miedo es una emoción que nos puede afectar cuando no sabemos controlarlo o usarlo para beneficio. Así, muchas veces bloquea nuestras capacidades o nos hace cometer errores.

Sin embargo, hace parte de nuestro instinto de supervivencia y nos puede ayudar a evadir situaciones de peligro o de conflicto. 

2. Ira

Hay quienes describen esta emoción como una de las más violentas que podemos experimentar. Y es que, además de causar irritabilidad y estrás, puede acompañarse con reacciones físicas que pueden perjudicar a otros.

Te puede interesar: 6 emociones básicas según Paul Ekman

3. Ansiedad y preocupación

ansiedad o preocupacion

La ansiedad es una emoción que puede venir de la mano con otros sentimientos negativos como el nerviosismo, la incertidumbre o el estrés.

Puede aparecer ante muchas situaciones, como dificultades en el entorno laboral, cambios inesperados, problemas sentimentales, entre otros. En general, nos puede causar problemas de rendimiento y malestar físico.

4. Tristeza

emociones negatives tristeza

Una de las emociones negativas más frecuentes es la tristeza. Aparece como respuesta ante problemas de difícil solución, pérdidas o preocupaciones. Su función es hacer que otras personas vean que pasamos por un mal momento, donde quizá necesitamos apoyo.

Además, a nivel fisiológico nos ayuda a conservar energía para reponernos ante sucesos traumáticos. Por tanto, no está mal sentirla. Simplemente hay que saber sobrellevarla para que no acabe afectándonos más de lo que debería.

5. Culpa

La culpabilidad es una de las emociones negativas que pueden afectar nuestra autoestima y seguridad. En cierta medida, nos ayuda a regular nuestras conductas y evita que seamos crueles unos con otros en la sociedad.

Sin embargo, cuando se da de manera excesiva, puede bloquearnos e impedir que experimentemos bienestar mental.

La aceptación radical puede ayudarte a convertir la culpa en asunción de responsabilidad, integrando las experiencias dolororas de forma constructiva.

Emociones negativas, ¿cómo controlarlas?

Cuando las emociones negativas se salen de control y empiezan a comprometer la salud, lo mejor es que solicitemos atención psicológica. Con ayuda de la terapia psicológica aprendemos a dar un mejor manejo a este tipo de emociones y sus reacciones.

Asimismo, podemos considerar otras opciones terapéuticas como el mindfulness, el yoga, los ejercicios de respiración, entre otras técnicas de relajación, cuya práctica regular nos ayuda a entrenar la mente para dar una mejor gestión a estas emociones en el día a día.

En definitiva…

Aunque las emociones negativas son reacciones biológicas que nos ayudan a enfrentar situaciones de amenaza, debemos aprender a manejarlas para que no acaben afectando nuestra salud física y mental.

Así, si sentimos que son demasiado intensas o recurrentes, lo mejor es buscar alguna estrategia para reducirlas y cambiar la forma en que impactan nuestra vida.

Sigue leyendo: ¿Qué son las emociones y los sentimientos?

¡Compártelo!

5 emociones negativas más comunes y cómo controlarlas