La inhumación agrupa un conjunto de rituales y ceremonias que acompañan el fin de la vida de una persona. Es decir, son todos aquellos actos que se hacen desde que un ser querido fallece hasta que llega la hora de su entierro, sepelio o cremación.

Es importante destacar que la composición de los ritos funerarios en la inhumación varía de acuerdo a la época, la cultura y las creencias religiosas de la población a la cual pertenece el difunto.

Sin embargo, en general son actos con mucho significado para los involucrados, pues de cierto modo es la manera de marcar un cambio importante.

¿En qué consiste la inhumación?

El proceso de enterrar o dar sepultura a los restos mortales de una persona se conoce como “inhumar”, un término que proviene del latino inhumāre – nada que ver con la exhumación.

Por tanto, la acción y resultado de inhumar se conoce como inhumación.

En el lenguaje popular inhumación también se denomina entierro, exequias o sepelio.

La inhumación abarca todos los rituales que se realizan para despedir a una persona tras su muerte.

Es decir, van desde los actos fúnebres hasta el momento en que se deposita el cuerpo en el lugar elegido para su descanso.

Incluso, incluye el proceso de incinerar (cremar) el cadáver.

urna incineracion

La urna contiene las cenizas de un cuerpo incinerado

El cristianismo desempeñó un papel muy importante en el hecho de que los restos mortales de un fallecido tengan como destino la inhumación. Su influencia fue clave tanto para mantener la costumbre como para tratar con respeto el cadáver.

Sin embargo, es importante destacar que dichos rituales también han hecho parte de otras corrientes religiosas. En cada una se celebran de acuerdo a sus creencias y tradiciones. Por tanto, en el Budismo la inhumación es bien diferente que en el Cristianismo o el Hinduismo.

cementerio_inhumación

Actualmente también se habla de entierro civil, que son ceremonias laicas que le apuestan a una personalización del ritual.

¿Qué significado tiene la inhumación?

Más allá de lo que ya aclaramos sobre la inhumación, es importante destacar que tiene un significado muy especial para las personas que participan en las ceremonias.

Realizarlas es una forma de representar y dar sentido a un momento que implica cambios importantes, especialmente para los familiares y amigos del individuo fallecido.

funeral inhumación

Es un periodo que, si bien es relativamente corto, contribuye a interiorizar lo que está sucediendo, a pesar que suele haber emociones encontradas.

Te puede interesar: Ecuanimidad: Cómo cultivar la paz interior

En general, el funeral se convierte en una oportunidad para que las personas afligidas dejen fluir lo que están sintiendo, lloren, compartan historias de la persona que murió y experimenten apoyo de sus amigos cercanos.

Artículo relacionado: Qué significa empatía: La capacidad de sentir el otro

Por supuesto, hay que considerar que cada uno tiene formas distintas de vivir y afrontar su duelo. Sin embargo, en la mayoría de las personas, el proceso de inhumación resulta determinante para asimilar y aceptar la pérdida, entiendo ante todo que la vida debe continuar.

Asimismo, el hecho de honrar y despedir a quien fue un ser querido permite dar un mejor manejo a esas emociones que surgen de la pérdida. Al final, los involucrados pueden experimentar esa sensación de que su ser amado está en paz y descansando.

¿Dónde se realiza?

La inhumación o sepelio de la persona fallecida se realiza en un cementerio.

cementerio con lápidas

Como pasa con las ceremonias, estos espacios pueden ser religiosos o civiles. No obstante, en ambos casos suele ofrecerse varias opciones para la inhumación, desde un nicho, hasta una tumba o mausoleo.

En algunos lugares es posible hacer entierros fuera de un cementerio; sin embargo, a menudo es necesario contar con una autorización sanitaria.

En conclusión…

Más allá de agrupar las ceremonias para acompañar el fin de la vida, la inhumación comprende un periodo para afrontar un cambio inevitable: el que trae consigo la muerte de alguien cercano.

Vivir estos rituales puede ser positivo, pues le permite a los involucrados asimilar su pérdida y sacar a flote esas emociones que acarrea.

No te pierdas: 5 técnicas para desarrollar la compasión