Tiempo de lectura: 3 minutos

Existen muchas palabras alrededor del mundo que suelen ser curiosas y extrañas para algunos, y sagradas para otros; este es el caso con respecto al mantra Om.

Para las personas que ignoran el tema de la meditación no es más que una palabra desconocida; sin embargo, para aquellos inmersos en el mundo de lo místico y lo espiritual, “Om” es sinónimo de sagrado.

¿A qué hace referencia? ¿Por qué es tan importante dentro de las prácticas de meditación? Dado que para muchos representa un misterio, en el siguiente espacio detallamos su significado.

Artículo relacionado: Meditación guiada para dormir y descansar profundamente

¿Qué es mantra Om?

Con el fin de ponernos en contexto, explicaremos a grandes rasgos qué es un mantra.

Proviene del sánscrito (lenguaje sagrado hindú antiguo) y se cree que brinda importantes beneficios a la hora de ser replicado, ya sea mentalmente como en voz alta, ya que es la manera de invocar el poder divino de una deidad o del universo mismo.

Su etimología hace referencia a la liberación de la mente (man: mente y tra: liberación), por lo tanto, practicar un mantra de manera consecutiva puede llevarnos a un estado de armonía y bienestar espiritual.

En general, hay muchos mantras que provienen de este lenguaje sagrado y cada uno tiene diversos fines: sanar, incrementar la alegría, atraer la abundancia, entre otros. Todos, en su mayoría, se practican a través de la meditación.

En este caso en particular, enfatizaremos en el mantra Om, también conocido como el mantra sagrado. La energía del universo es vibración cósmica y la manera de enlazarnos con ella es por medio del mantra Om.

Para muchos sabios de la meditación tradicional, este es el más sagrado de los mantras y por medio de su canto es posible conectarse con la máxima energía.

Mantra Om ¿Qué significa?

om mantra

Siendo un todo con el universo mismo, el mantra Om hace referencia a la creación (Bhrahma Shakti), la preservación (Vishnu Shakti) y la destrucción (Shiva Shakti), tres cosas totalmente asociadas al poder que posee una deidad divina o atman (alma de Dios) y que a la hora de meditar se vuelven algo relevante.

Creación

En estado de meditación, por medio del Om, buscamos ser uno con el universo y crear a partir de allí ambientes de armonía, tranquilidad y nuevos pensamientos.

Preservación

Ya en máxima concentración el objetivo varía, la idea ahora es preservar todo aquello positivo que nos hemos encargado de crear paulatinamente.

Destrucción

Los pensamientos no son siempre positivos, por lo contrario, la mayoría de estos suelen ser negativos; en ese orden de ideas, cuando meditamos con el mantra Om queremos destruirlos para siempre.

El poder de la vibración

Los mantras pueden invocarse de diferentes formas entre las que sobresalen el pensamiento, la dicción y el cantar; sin embargo, sobre el mantra Om, la mejor opción es la de cantarlo gracias a la vibración que provoca nuestra propia voz.

La vibración es considerada como una fuente de energía en el mundo de la meditación. Por consiguiente, fusionarla con el Om nos ayudará a encontrar el camino adecuado para lograr alcanzar su máximo poder.

Pero este poder no solo favorece a nuestra alma y nuestro espíritu, muchos estudios señalan que cantar el mantra Om en voz alta también trae consigo beneficios para el organismo.

Las glándulas pitiutaria y pineal son las más favorecidas con este tipo de meditación; al momento de practicarse, la segregación de hormonas por parte de estas glándulas aumenta, provocando en el organismo un mejor funcionamiento, así como una mejor homeostasis.

El equilibrio corporal, también conocido como homeostasis, es regulado principalmente por la glándula pineal, por lo tanto, mientras meditamos el organismo es receptivo a mayores cambios físicos y psicológicos.

Por último, y no menos importante, el sistema nervioso central realiza sus funciones de forma más lenta, haciendo que el cuerpo entero entre en un estado de calma.

¿Te animas a meditar con el mantra Om? ¡Inténtalo!

Sigue leyendo: Meditación de la mañana para empezar bien el día