Hasta bien entrado el siglo XX no se habló de masturbación femenina, como si está no existiera para la sociedad occidental, hasta que los diversos movimientos feministas lograron poco a poco extender la idea de que el placer femenino podía existir más allá del matrimonio.

En la actualidad está comprobado con numerosos estudios las bondades de la masturbación y los innumerables beneficios para la salud física y mental para la mujer.

Beneficios de la masturbación femenina

1. Alivia los dolores menstruales

Masturbarse durante la menstruación mitiga la inflamación y las molestias en general del periodo.

También se produce una desinflamación de la zona genital que hace que la presión que provoca los dolores disminuya y por ello lo hagan también las molestias.

2. Fortalece el sistema inmune lo que evita infecciones

La masturbación femenina contribuye a reducir el riesgo de sufrir infecciones del tracto urinario al mejorar circulación de los fluidos, lo que permite expulsar los fluidos cervicales y con ellos las bacterias

3. Genera sensación de bienestar

la masturbacion de la mujer produce bienestar

Masturbarse es bueno para tener una buena salud tanto a nivel físico como psíquico ya que libera sustancias como la dopamina que produce una gran sensación de bienestar.

Te puede interesar: 3 vías de autoconocimiento para la alcanzar la felicidad

4. Refuerza el suelo pélvico

Las contracciones que se generan al masturbarse generan un efecto parecido a los ejercicios de Kegel, por lo que ayuda a mantener los músculos del suelo pélvico en óptimas condiciones.

Es por los grandes beneficios de la masturbación femenina, que es importante que las mujeres conozcan su cuerpo, saber lo que les gusta y lo que no en la cama.

La masturbación hace que conozcamos nuestros gustos sexuales no solo para nuestro placer sino para saber guiar a nuestra pareja.

Masturbación femenina: 4 Claves para disfrutar de tu sexo

Masturbación femenina 4 Claves para disfrutar de tu sexo

La masturbación femenina todavía es un tema bastante tabú, pero todas las mujeres deberían de saber que la masturbación es la mejor forma de conocer los puntos sensibles y descubrir la propia anatomía erógena; el clítoris, el punto G y demás zonas íntimas.

Cuando sepamos qué es lo que nos excita, será mucho más fácil guiar a nuestra pareja

A continuación te mostramos algunas claves para lograrlo.

1. Busca una buena postura

La vagina es profunda y si no está s acostumbrada parece que tenga un difícil acceso para las manos.

  • Puedes colocarte con las piernas abiertas o sentada y haz trabajar a tus dedos.
  • Primero descubre tu vulva, que es la parte externa de tu vagina.
  • Abre los labios, e identifica el botón del clítoris. Tócalo y juega con él para descubrir qué tipo de movimiento te gusta más, si de atrás adelante, circular.
  • Juega con movimientos e intensidades y ves dejándote llevar en las sensaciones.
  • Puedes usar un lubricante, hay con efecto calor y estimuladores del clítoris que te ayudarán a intensificar las sensaciones.

2. Conoce tu clítoris

vagina clitoris

Una vez que conozcas bien tu clítoris y zona externa, si deseas puedes penetrar tu vagina usando los mismos dedos o, si lo prefieres, usando un juguete erótico para tal fin (suelen tener forma fálica y se llaman dildos si no vibran, o vibradores si son dildos con vibración).

Para ello lo más fácil es que te pongas en posición acostada. Juega con tu clítoris y zona externa y cuando te sientas lo suficientemente excitada utiliza el juguete para penetrarte.

Hoy en día en el mercado existen juguetes específicos para el placer femenino, como son los succionadores de clítoris, con los cuales simplemente estimulando este se puede conseguir orgasmos en cuestión de segundos.

3. Masturbación sola o en pareja

Al contrario de lo que se puede pensar la masturbación no es solo para mujeres solteras, teniendo pareja la masturbación también es una práctica sexual muy interesante y que contribuye a mejorar la vida sexual de la pareja.

Tanto si se comparte como si se realiza en solitario. Compartir este momento de placer con tu pareja es un signo de confianza y complicidad.

4. Un ambiente adecuado

Para poder explorarte haz de buscar un lugar cómodo y relajado, en el cual no haya interrupciones, puede ser tu dormitorio o cualquier lugar de tu casa en el cual te sientas segura de que no te van a molestar.

Incluso puedes poner música sensual de fondo para crear ambiente.

Sigue leyendo: Beneficios del mindfulness en la salud según la ciencia