Tiempo de lectura: 4 minutos

La meditación para embarazadas no tiene efectos secundarios ni resultados negativos durante el embarazo.

Si ahora estás embarazada vale la pena considerar la posibilidad de practicar la meditación. Aparte de los numerosos beneficios que aporta a tu salud y tu bebé.

Meditación durante el embarazo

Meditar para tener un embarazo más sano

El embarazo no es más que un momento de cambio inmenso. Los cambios en la forma de tu cuerpo y el comportamiento son los más obvios. Al igual que tus cambios de humor y los sentimientos de pérdida de control, especialmente durante el nacimiento y el parto.

La meditación durante el embarazo puede ayudarte a mantener el control y aumentar la fuerza física y emocional.

Someterte a los cambios puede ser inmensamente difícil para algunas mujeres, más que para otras. Para aquellos que están acostumbrados a tomar el control de sí mismos, tener un bebé puede crearte desafíos únicos.

Artículo relacionado: 8 alimentos imprescindibles para la salud

Meditación Mindfulness para embarazadas

La meditación puede ayudarte a crear un oasis pacífico de calma interior y concentración cuando te aparecen sentimientos de tensión.

Pero no tengo tiempo para meditar…

Date tiempo para meditar. En nuestras ocupadas vidas, siempre hay algo que hacer, da prioridad a la meditación y otros aspectos del autocuidado, es vital para que obtengas tantos beneficios como sea posible.

Si te sientes más tranquila y en paz después de una sesión, entonces habrás cosechado los beneficios de la meditación y su entusiasmo, probablemente tendrás un efecto contagioso en los que te rodean.

Te puede interesar: 5 increíbles beneficios de reírse a carcajadas

Después de todo, ¿Qué es la meditación?

Hay muchas definiciones para el término meditación, pero esencialmente significa detener todas las actividades físicas y concentrarse en la respiración y en los propios sentidos.

Crear una sensación de calma y saciedad, es sentir que estás “en el momento adecuado”. Estos son los objetivos de la meditación.

Otro aspecto de la meditación es concentrarte en la respiración. Al inhalar y exhalar, visualiza cómo el aire entra y sale de los pulmones puede ayudar a reducir el ritmo cardíaco y aportar beneficios significativos.

Beneficios de la meditación durante el embarazo

  1. Esto crea sentimientos de paz, calma y tranquilidad. Descanso físico y emocional. La meditación durante el embarazo puede ayudarte con el insomnio, mejorando la duración y la calidad del sueño.
  2. Esto te crea una conciencia mental, corporal y espiritual. La meditación durante el embarazo relaja tu mente y tu cuerpo y, para algunos, el espíritu.
  3. Beneficios fisiológicos como la reducción de la presión sanguínea, la reducción del ritmo cardíaco, la mejora de la circulación y el aumento de la oxigenación.
  4. Recarga los niveles de energía. Esto es especialmente beneficioso para las mujeres embarazadas que trabajan y/o tienen que cuidar de otros niños.
  5. Creación de tiempo personal. Debido a la familia y al trabajo, puede ser muy difícil que encontremos tiempo para nosotros mismos y esto puede crearte sentimientos de resentimiento cuando sientes que das demasiado sin recibir nada.

No te pierdas: 9 poderosas meditaciones guiadas para principiantes

Yoga y Meditación para embarazadas

Meditación para embarazo de riesgo

Si practicas la meditación junto con el yoga, el pilates u otros ejercicios, puede haber menos riesgo de necesitar un parto asistido.

Meditar durante el embarazo te ayuda a sobrellevar los cambios de humor causados por los cambios hormonales, las endorfinas son las hormonas de la felicidad y también pueden ayudarte a reducir el dolor físico.

La meditación además te ayudará a aumentar los niveles de endorfinas para ayudarte con los dolores de parto y puede ayudar a estimular el sistema inmunológico.

Meditación durante el primer trimestre

Meditación para un embarazo más feliz

Este es un momento en el que los primeros síntomas del embarazo pueden abrumar incluso a la mujer más fuerte.

Las náuseas, la indigestión y los cambios en la frecuencia urinaria hacen que el sueño profundo y reparador sea un recuerdo lejano y, literalmente, algo que sólo puede ser un sueño.

Por lo tanto, si tienes la oportunidad de relajarte profundamente a través de la meditación puede ser una alternativa bienvenida cuando tu realidad no es algo envidiable.

Ejercicios de Meditación para embarazadas

Intenta visualizar a tu bebé creciendo y formando sus órganos, puede que ya sientas una conexión emocional con tu bebé. Mira la meditación como una oportunidad para comunicarte con tu pequeño.

Durante estos tres meses, los sentidos de tu bebé se han desarrollado, incluyendo sus oídos y el sistema auditivo.

Como conclusión personal, pienso que dedicar al menos 15 minutos de nuestra vida a Meditar puede ser algo muy beneficioso. Si practicarla durante el embarazo no solo va a favorecer a nuestro estado físico y mental, si no que que también a nuestro bebe, sin duda me parece una práctica maravillosa.

Sigue leyendo: Meditación ho’oponopono: La oración hawaiana del perdón