Tiempo de lectura: 4 minutos

La importancia de la alimentación

Una de las bases para una vida sana debe comenzar en una alimentación cuidada. Una dieta que incluya diferentes tipos de nutrientes como carbohidratos, proteínas y vitaminas en su cantidad adecuada repercutirá en una mejora de peso, energía diaria y rendimiento.

Por este motivo, se sugiere que la alimentación sea planificada y no improvisada, para evitar desequilibrios producto de la ansiedad. Es importante, además, que el plan sea elaborado por especialistas en nutrición que conozcan las características y estilo de vida de cada persona del grupo familiar.

Quienes realizan actividad física intensa, deben tener una correcta compensación alimentaria para mantener la musculatura en óptimo estado y evitar lesiones.

Sugerimos, además, no inclinarse por adquirir comida industrializada y procesada. Si bien la misma resulta práctica para el cotidiano, es necesario considerar que termina por ser más costosa y no siempre conserva la misma cantidad de nutrientes que la que elaboramos de forma casera.

Artículo relacionado: 4 hábitos para digerir mejor la comida

¿Cómo ahorrar cuando compramos?

Comer sano no siempre es sinónimo de gastar mucho dinero. Para poder adquirir los mejores alimentos del mercado a buenos precios, debemos, en primer lugar, saber sus precios. Cuando conocemos qué es lo que vale cada uno de ellos, debemos prestar atención a promociones y ofertas.

Una vez que los encontramos, no debemos dudar en comprar y hacer stock. De esta manera, abonamos los mejores precios y nos aseguramos tener provisiones por un tiempo prolongado.

Además de ello, para los alimentos frescos como vegetales y frutas, debemos considerar que todos poseen una estación donde son más económicos. Esto representa una doble oportunidad: por un lado, consumir esos productos en su período de cosecha.

Los mismos serán más ricos gracias a su frescura. Por otro lado, se pueden elaborar conservas como mermeladas o bien, si el alimento lo permite, congelarlo durante meses. Para la economía familiar representará tanto un ahorro como la posibilidad de ingerir productos de excelente calidad.

Otro elemento fundamental para la salud: el deporte

Hacer deporte es una de las actividades que necesitamos como complemento de la comida saludable. Otorga, principalmente, dos cruciales beneficios. Uno de ellos radica en el crecimiento de la masa muscular.

El mismo ayuda a tener una mejor postura, mayor fuerza y energía para el cotidiano. Por otro lado, resulta muy beneficioso para la mente. La distracción psicológica que propone la actividad física al aire libre ayuda en mucho a la persona a desconectarse de la tensión y concentración que produce la rutina.

Para evitar lesiones, se recomienda siempre elongar todos los músculos con absoluta dedicación tanto antes como después de cada práctica deportiva.

Las prácticas deportivas en equipo, además, favorecen la interacción social de las personas y colaboran para un mejor estado anímico general.

tai chi

Te puede interesar: Tai Chi: qué es y cuáles son sus beneficios

Un aspecto crucial: las revisiones médicas

Si bien la alimentación saludable y el deporte son claves para estar sanos, las revisiones médicas periódicas son fundamentales para saber cómo está nuestro cuerpo. Un examen clínico promedio para vigilar la salud debe incluir exámenes de sangre, orina, presión sanguínea, placa radiográfica para analizar los pulmones y electrocardiograma.

El estilo de vida de cada persona influirá en los controles a reforzar (por ejemplo, una actividad física sobre exigente deberá incluir más estudios ligados al funcionamiento cardiorespiratorio).

Se sugiere, como mínimo, realizar un chequeo completo del estado físico una vez al año. Además, se recomienda no cambiar las dietas sin consultar con médicos profesionales. De la misma forma, no debemos recuperarnos de golpes sin consultar nuestro estado actual con un especialista.

Realizar actividad física cuando un músculo no se encuentra en pleno estado de salud, puede causar inconvenientes irreparables en el futuro y dolencias que permanecerán de por vida.

No te pierdas: 8 alimentos imprescindibles para la salud

Diferentes opciones de seguros: la tranquilidad de estar protegido

Los seguros de vida son muy importantes para estar protegidos ante cualquier eventualidad o accidente. Lesiones que requieren atención médica de complejidad son mejor tratadas cuando nos encontramos en los más sofisticados centros de salud.

Además, si la familia realiza viajes continuos, es fundamental contratar un buen seguro de viaje. Los mismos brindan cobertura médica alrededor del mundo y son determinantes ya que estar en otro país puede representar gastos muy difíciles de afrontar.

Sigue leyendo: Mindfulness comiendo: cómo practicar la alimentación consciente