Hay una serie de hábitos que son determinantes para mantener una buena salud reproductiva. De hecho, este tema ha ganado mucha relevancia en los últimos años ya que, además de ser un derecho de todas las personas, hace parte de su bienestar integral. ¿Cómo tener una función sexual saludable?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como:

“Un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad”.

Asimismo, destaca que implica tener una sexualidad responsable, satisfactoria y segura, con la libertad de elegir cuándo tener hijos.

Salud reproductiva, hábitos para una función sexual saludable

Lo anterior, entre otras cosas, supone que tanto hombres como mujeres puedan acceder a información y controles que les permita no solo conocer los distintos métodos anticonceptivos, sino la forma de prevenir enfermedades de transmisión sexual y cómo llevar un embarazo sano.

A su vez, cada uno puede poner en práctica una serie de trucos que contribuyen a una buena salud reproductiva y sexual. En el siguiente espacio los mencionamos en detalle.

Te puede interesar: Masturbación femenina: Conoce y disfruta de tu sexo

1. Hacer ejercicio físico

beneficios del yoga

Uno de los hábitos más recomendados para tener una buena salud reproductiva es el ejercicio físico.

Incluso, un reciente estudio publicado en la revista Human Reproduction Update sugiere que la actividad física puede ser una alternativa o terapia complementaria asequible y factible a los tratamientos de fertilidad.

Ahora bien, aunque se sugieren más investigaciones al respecto, también se han encontrado beneficios en cuanto al aumento de la líbido y el manejo de disfunciones sexuales como el vaginismo y problemas de eyaculación.

2. Evitar el cigarrillo

evitar el cigarrillo

El consumo de cigarrillo tiene efectos perjudiciales sobre la salud reproductiva de hombres y mujeres.

Las toxinas que contiene el tabaco alteran el flujo sanguíneo del pene y pueden causar un envejecimiento prematuro de sus arterias, de acuerdo con lo relevado por un estudio publicado en la revista médica Andrologia.

Dejando de fumar también respirarás mejor.

Este artículo ofrece algunos ejercicios sencillos para ello: Pranayama para principiantes: El poder de la respiración

3. Tener una dieta equilibrada

dietas saludables

Mantener una dieta equilibrada y completa es beneficioso para la salud reproductiva y sexual. No solo incide sobre la fertilidad, sino que favorece el deseo sexual y ayuda a tener un mejor desempeño en las relaciones. Así pues, asegúrate de consumir fuentes de:

  • Ácidos grasos omega 3
  • Proteínas
  • Hidratos de carbono complejos
  • Vitaminas y minerales
  • Antioxidantes

No te pierdas: 13 beneficios de abrazar (y ser abrazado)

4. Utilizar anticonceptivos

el condón es un gran aliado en la ralud reproductiva

En la actualidad hay disponible una amplia variedad de métodos anticonceptivos que permiten disfrutar una salud sexual y reproductiva responsable.

Las opciones incluyen métodos barrera (como el preservativo), métodos hormonales, DIU y métodos quirúrgicos.

5. Reducir el estrés

La práctica de técnicas de relajación se ha convertido en una herramienta de ayuda para gozar de una mejor salud reproductiva. El exceso de estrés conduce a una disminución del deseo sexual y, a su vez, afecta la segregación de hormonas sexuales.

Lee también: 13 simples ejercicios para calmar la ansiedad

6. Acceder a información sobre salud sexual

doctora de salud reproductiva

Tanto en hospitales como en centros médicos hay mucha información en cuanto a salud sexual. De hecho, cualquier duda al respecto debería ser atendida por un ginecólogo, andrólogo o profesional en salud sexual.

Es muy importante conocer cuáles son las prácticas de riesgo y qué métodos existen para evitarlas. De igual forma, saber asesorarse sobre las relaciones sexuales sanas y responsables.

Estas mismas consultas pueden ser útiles en caso de querer concebir. El profesional podrá evaluar el estado de salud de la pareja, su nivel de fertilidad y todo lo necesario para un embarazo saludable.

Resumiendo…

Una buena salud reproductiva depende en gran medida de nuestros hábitos de vida. Por lo tanto, es importante evitar hábitos perjudiciales y buscar el bienestar físico y mental con prácticas sanas como el ejercicio, una buena dieta y técnicas de relajación.

Asimismo, es esencial informarse sobre los métodos para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Todo esto en conjunto permitirá disfrutar una sexualidad plena y satisfactoria.

Sigue leyendo: 5 claves para entender y gestionar tus emociones

¡Compártelo!

Salud reproductiva, 6 hábitos para una función sexual saludable