Tiempo de lectura: 4 minutos

El sentimiento de culpa puede llegar a ser limitante en nuestra vida.

Como lo explica Mariola Bonillo, psicóloga sanitaria en Área Humana:

La culpa es un mecanismo en el que, a partir de un acto u omisión, realizamos un juicio moral de nuestra conducta (incluso de nuestros pensamientos) y dictaminamos que hemos cometido un error y deberíamos tener un castigo.

Explicado de otro modo, la culpa es una emoción que surge cuando no cumplimos nuestras propias expectativas (inclusive las de otros), o bien, cuando sentimos que le fallamos a alguien.

De hecho, puede tener su origen en acontecimientos de la infancia que nunca fueron superados.

El gran problema es que es un estado emocional con una fuerte capacidad de bloqueo mental.

Entonces, si no lo gestionamos de manera adecuada, perdemos nuestra paz interior, nos invaden ciertos temores y nuestra autoestima resulta afectada.

¿Cómo podemos liberarnos?

Artículo relacionado: Vida en pareja: 5 secretos para una relación feliz

Claves para superar el sentimiento de culpa

claves para superar el sentimiento de culpa

Aunque no siempre lo tenemos presente, el sentimiento de culpa tiene un lado amable.

Una vez decidimos abordarlo, no solo superamos el malestar que nos genera, sino que nos volvemos más conscientes y aprendemos a asumir con más responsabilidad nuestras acciones.

Sin embargo, afrontarlo es un proceso complejo que requiere fuerza de voluntad, compromiso y práctica.

Para ello, a continuación, queremos compartirte algunas claves que pueden servirte de apoyo para liberarte de esta emoción.

1. Hacer una radiografía emocional

En primer lugar, para superar el sentimiento de culpa debemos identificar cuáles son sus detonantes.

En ocasiones, tenemos clara cuál es su causa y podemos abordarla directamente. No obstante, muchas veces nos vemos obligados a abordar varios aspectos de nuestra vida y ordenar los pensamientos.

De ser así, lo que podemos hacer es una “radiografía emocional”. Para ello, anotamos nuestros pensamientos y emociones, así como sus posibles causas. Es importante que reconozcamos la culpa para empezar a tomar acciones para superarla.

Te puede interesar: Aceptación radical: El arte de aceptar

2. Ser autocompasivos

aceptación radical

La autocompasión es la capacidad de ser amables con nosotros mismos cuando cometemos algún error. Es aceptar que parte de nuestra naturaleza humana es equivocarnos sin emitir juicios por ello.

Así pues, al momento de abordar el sentimiento de culpa, tendremos que cultivar dicha autocompasión.

¿Cómo podemos hacerlo? Para empezar, debemos reconocer en qué fallamos o si le hemos hecho daño a alguien. Luego, aceptamos este error y evaluamos si esa sensación de culpa es proporcional a la causa. Finalmente, y lo más importante, es buscar la manera de enmendarlo, o bien, recurrir al perdón.

Dado que este proceso puede ser complejo, podemos apoyarnos con recursos como la meditación para la compasión.

No te pierdas: 5 técnicas para desarrollar la compasión

3. Perdonarse

Aunque esto tiene mucho que ver con el apartado anterior, es importante mencionarlo de manera especial.

El perdón, tanto con uno mismo como hacia otros, se convierte en un determinante para liberarnos del sentimiento de culpa.

Cuando perdonamos estamos soltando una carga pesada en la que se incluye la culpa. Además, cerramos ciclos, soltamos eso que tanto nos afecta y aprendemos a cambiar la perspectiva de cada situación.

4. Transformar la culpa

cambia tus pensamientos

Promueve los pensamientos positivos y alegres

Uno de los pasos más importantes en todo este proceso es transformar la culpa y sanar. Para lograr esto podemos recurrir a actos verbales o simbólicos.

Los actos verbales son ejercicios que podemos hacer repitiendo frases, oraciones o mantras. Por su parte, los simbólicos pueden implicar acciones o rituales en nombre de otras personas como muestra de arrepentimiento.

Leer también: El poder del diálogo interno positivo para mejorar tu vida

5. Aprender de los errores

Liberarnos del sentimiento de culpa también es aprender de los errores que causaron dicha emoción. Este tipo de experiencia nos pueden dejar lecciones para aplicar de por vida.

Lo más importante es tenerlo presente y saber aprovecharlo para crecer como personas.

¿Te sientes bloqueado debido a la culpa? Si es así, empieza a aplicar estas recomendaciones y libérate. Si no es suficiente, busca ayuda psicológica. Superar el sentimiento de culpa es importante para tu bienestar.

Sigue leyendo: Ecuanimidad: Cómo cultivar la paz interior