Tiempo de lectura: 4 minutos

El Tai Chi, también conocido como Tai Ji Quan o Taichí, es una disciplina de origen oriental que se ha popularizado en todo el mundo por sus interesantes beneficios. Sus orígenes se remontan al siglo XVII y está catalogado como una de las herencias culturales más importantes en China.

No obstante, en el mundo se conoce por sus aplicaciones como terapia complementaria, ya que se han demostrado muchos de sus efectos sobre la salud física y mental.

De hecho, hay quienes lo consideran una alternativa al ejercicio físico tradicional, pues también permite trabajar diversos grupos musculares y mejora la condición física en general.

¿Te interesa saber más al respecto? En esta oportunidad queremos contarte en detalle qué es, en qué modalidades se presenta y cuáles son sus beneficios.

Artículo relacionado: 10 sorprendentes beneficios del yoga en tu salud

¿Qué es el Tai Chi?

que es el tai chi

Proveniente de China, el Tai Chi se cataloga como un arte marcial y un deporte de combate. Su particularidad, como muchas otras técnicas orientales, se basa en que combina tres pilares que se consideran esenciales para el bienestar:

  • El movimiento corporal
  • La concentración mental
  • La práctica de respiración consciente

Todo esto, en conjunto, pretende lograr una armonía entre cuerpo y mente, de modo que la persona que lo practique pueda tomar el control de su propia energía (Chi), teniendo la posibilidad de dirigir ese flujo energético a cualquier parte de su cuerpo.

Hasta hace algunos años, esta disciplina era practicada con fines espirituales. Sin embargo, en la actualidad se recomienda como complemento para mejorar la salud. De hecho, como lo señala la revista médica Canadian Family Physician, hay abundante evidencia sobre su poder terapéutico.

Esta publicación destaca que puede contribuir a la prevención de caídas, osteoartritis, artritis, depresión, enfermedades cardíacas, entre otras enfermedades no transmisibles. Además, también ayuda a mejorar la calidad de vida de pacientes que ya tienen alguna enfermedad crónica, como fibromialgia, osteoporosis e hipertensión.

Modalidades de Tai Chi

modalidades de tai chi

Podemos clasificar el Tai Chi en dos modalidades: la modalidad Yang y la modalidad Chen. Para elegir entre una opción u otra es importante tener en cuenta que ambas se componen de diferentes posturas, movimientos y tipos de respiraciones. Veamos en detalle:

  • Modalidad Tai Chi Yang: aquí predominan los movimientos largos y suaves. Por lo tanto, no se producen alteraciones del ritmo de respiraciones o de la fuerza ejercida. Resulta ser una buena opción para principiantes o adultos mayores.
  • Modalidad Tai Chi Chen: es un poco más complicada que la anterior, ya que hay un paso brusco de la relajación a la explosión al hacerse en un solo movimiento. Pese a esto, también incluye ejercicios moderados para principiantes.

Beneficios del Tai Chi

beneficios del tai chi

Hasta la fecha se han realizado diversas investigaciones con respecto a los beneficios del Tai Chi. Gracias a esto, muchos profesionales de la salud lo han aceptado como un complemento del tratamiento contra diversas dolencias y problemas de salud.

Ahora bien, cabe aclarar que no hay suficientes hallazgos para determinar que puede ser un tratamiento de primera línea contra las enfermedades.

Por lo tanto, se debe considerar un coadyuvante y no debe sustituir el tratamiento médico. Sabiendo esto, veamos algunos de sus principales beneficios:

  • Ayuda a aumentar la flexibilidad y reduce la rigidez articular.
  • Favorece la salud cardiovascular.
  • Ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • Contribuye a reducir dolencias musculoesqueléticas.
  • Calma los dolores de cabeza y espalda.
  • Disminuye el riesgo de caídas y lesiones.
  • Sirve como ejercicio aeróbico.
  • Disminuye los niveles de estrés y ansiedad.
  • Contribuye a combatir el insomnio.
  • Mejora el estado de ánimo y aumenta la sensación de bienestar.
  • Apoya las funciones digestivas.
  • Contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro.

Para terminar…

Recuerda que, como cualquier otra forma de ejercicio, es importante consultar al médico antes de iniciar su práctica, sobre todo en caso de tener una enfermedad o condición particular (como embarazo).

Además, es importante asesorarse con un profesional para ejecutarlo de manera adecuada.

Sigue leyendo: Relación entre la salud y ejercicio físico