Tiempo de lectura: 4 minutos

En los últimos años, la aplicación de técnicas de relajación ha ganado relevancia como tratamiento coadyuvante para distintos problemas de salud asociados al estrés y la ansiedad.

Entre estas, la técnica de relajación de Jacobson es una de las más populares. ¿Por qué razón?

Desarrollada en los primeros años de la década de 1920 por el médico estadounidense Edmund Jacobson, es un método de relajación que implica tensar y relajar alternativamente alrededor de 14 grupos musculares con el fin de ser más conscientes del cuerpo y sus sensaciones físicas.

A través de esta técnica, el Dr. Jacobson buscaba ayudar a sus pacientes a controlar la ansiedad, pues aseguraba que venía de la mano con la tensión muscular. Más tarde, se determinó que también contribuye a reducir problemas como el insomnio, la hipertensión, el dolor, entre otros.

Edmundo Jakobson, inventor de la técnica de relajación de Jakobson

¿En qué consiste la técnica? ¿Cuáles son sus beneficios? De seguro, en este punto muchos desean resolver estos interrogantes.

Por eso, a continuación, detallaremos sus principales características, sus beneficios y sus fases. ¡Descúbrelo!

Artículo relacionado: Pranayama para principiantes: El poder de la respiración

¿En qué consiste la técnica de relajación de Jacobson?

La técnica de relajación de Jacobson, también llamada técnica de relajación muscular progresiva de Jakobson, es un entrenamiento que favorece un estado de relajación profunda sin hacer demasiado esfuerzo.

En general, su finalidad es ayudar a tener un mayor control de la tensión, especialmente en estados de ansiedad y estrés.

técnica de relajación progresiva de Jakobson

Jacobson determinó que relajar la musculatura voluntariamente es un método que ayuda a alcanzar un estado de calma interior. Por eso, tras su práctica, es posible experimentar más autocontrol, menos ansiedad y mayor claridad mental.

Actualmente, han surgido algunas variantes con respecto a la técnica enseñada por Jakobson. Por eso, hay quienes la combinan con ejercicios de respiración o imágenes mentales para mejorar la experiencia.

Te puede interesar: 4 tipos de respiración patológicas y cómo prevenirlas

Beneficios de la técnica de relajación de Jacobson

La técnica de relajación muscular progresiva de Jacobson contribuye a mejorar la calidad de vida en distintos aspectos. De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Personality and Clinical Studies, es un método que ayuda a disminuir la depresión.

Por otro lado, una investigación publicada en Indian Journal of Physiotherapy and Occupational Therapy concluyó que esta técnica puede ayudar a un mejor control de la presión arterial en pacientes hipertensos.

Asimismo, señala que el acto de relajarse brinda otros beneficios en la salud. Algunos de los más importantes son:

Leer también: Beneficios del mindfulness en la salud según la ciencia

Fases de la relajación progresiva de Jacobson

ejercicios de relajación muscular

La terapia de relación muscular progresiva de Jacobson es segura y requiere apenas unos 20 o 30 minutos al día.

Lo idóneo es contar con el apoyo de un guía para hacerlo de forma correcta. Sin embargo, también se puede intentar en casa empleando las instrucciones de libros, sitios web o aplicaciones. En general, se divide en tres fases.

1. Tensión-relajación

Consiste en tensionar y luego relajar los diferentes grupos musculares del cuerpo con la finalidad de aprender a reconocer las diferencias entre un estado de tensión muscular y uno de relajación.

Así, poco a poco, la relajación se generaliza en todo el cuerpo. La tensión debe sostenerse entre 5 y 10 segundos, y luego, se relaja lentamente.

2. Revisión mental de los músculos

En la segunda fase hay que hacer una revisión mental de los grupos de músculos trabajados para comprobar que se han relajado al máximo.

3. Relajación mental

Para terminar, hacemos un ejercicio con imágenes mentales, pensando en una escena agradable y positiva. Si es posible, también se puede mantener la mente en blanco. El objetivo será relajar la mente al mismo tiempo que se relaja el cuerpo.

En total, la práctica de estas tres fases puede extenderse por 10 o 15 minutos. No es necesario hacerlo con prisa. Además, se puede repetir varias veces al día.

Este vídeo es una buena forma de practicar la técnica de relajación de Jakobson:

¿Te animas a intentarlo?

Sigue leyendo: 6 emociones básicas según Paul Ekman